¿Es común tener codo de tenista en ambos codos?

El codo de tenista se desarrolla más frecuentemente en el brazo dominante. Si eres diestro, eres más propenso a desarrollar esta condición en tu codo derecho que en el izquierdo. Lo contrario es cierto para alguien que es zurdo. Esto no quiere decir que el codo de tenista no puede afectar a ambos codos al mismo tiempo, aunque no es algo tan común.

Desarrollo

El codo de tenista se desarrolla como resultado de las contracciones musculares repetidas en el antebrazo por la torsión, enderezamiento o el levantar la muñeca de manera continua. Cualquiera de estos movimientos puede tensionar los tendones del antebrazo, llevando eventualmente a la inflamación e incluso desgarros dentro de la fibra conjuntiva cerca de la parte externa del codo.

Actividad


Si bien su nombre se debe al tenis, esta condición se desarrolla en personas que no practican el deporte.

A pesar de que su nombre se debe al deporte del tenis, la mayoría de los casos de codo de tenista se desarrollan en personas que no practican tenis en absoluto. De hecho, la mayoría de las veces la enfermedad afecta a personas de determinados oficios, como plomeros, pintores, carpinteros, cocineros y los carniceros. Cada una de estas ocupaciones obliga a los músculos del antebrazo dominante a contraerse repetidamente.

Síntomas

Si desarrollas codo de tenista, lo más probable es que sufras dolor en la parte externa del codo afectado. Este dolor a veces se acompaña de debilidad en el brazo, la muñeca y la mano del brazo dominante. El dolor también se agrava y se irradia a la parte posterior de la mano cuando la gente agarra un objeto o gira la muñeca, explica National Institutes of Health.

Tratamiento

El cuidado personal normalmente ayuda a mejorar el codo de tenista. Descansar el brazo afectado puede reducir la inflamación y el dolor asociado, sobre todo cuando te abstienes de las actividades que llevaron a la lesión por sobreuso. También verás una mejoría si te envuelves el antebrazo y el codo y te colocas hielo periódicamente durante todo el día. Incluso notarás una disminución del dolor manteniendo el codo elevado por encima de tu corazón. Si el auto-cuidado no te da resultados, puede que tengas que trabajar con un médico o fisioterapeuta para fortalecer la zona, así como también ayudar a modificar los movimientos para evitar una mayor tensión en los músculos y las articulaciones del brazo. También es posible que tengas que usar un aparato ortopédico o una correa para aliviar la tensión en el antebrazo.

Recomendación

Si estás experimentando dolor en ambos codos, habla con un médico. Lo que estás experimentando podría no ser codo de tenista en absoluto. En su lugar, podría ser algo conocido como codo de golfista. Al igual que el codo de tenista, repetidas contracciones de los músculos del antebrazo pueden causar dolor en el codo, pero son más aislados en el interior de la articulación. Escribir, cortar leña, levantar pesas, el rastrillaje y el golf son conocidos por contribuir a esta condición, especialmente cuando el dolor se siente en ambos codos.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por maría florencia lavorato