¿Puedo usar compresas frías con un niño con fiebre?

La fiebre es una señal de que el cuerpo está luchando. La causa de las fiebres varían, pero, en un bebé, un aumento de la temperatura puede ser significativo. Por esta razón, es esencial que un padre sepa cómo proporcionar cuidado en el hogar para un bebé con temperatura. La adopción de medidas para reducir la fiebre puede prevenir las convulsiones febriles. Los baños de hielo o compresas puede parecer como una forma rápida de bajar la temperatura, pero no son la solución más eficaz.

Fiebre

En los bebés, la fiebre suele ser un signo de infección viral, de acuerdo con "The Merck Manual of Home Health Handbook". La temperatura corporal central se eleva para destruir un agente invasor. Otras causas pueden incluir infección bacteriana y la vacunación. Algunos niños desarrollan fiebre durante la dentición. Cuanto mayor sea la temperatura, más duro está luchando el cuerpo. En la mayoría de los casos, el tratamiento de la causa de la fiebre la reducirá. Cuando la temperatura sube de repente, o tiene picos, es posible que debas realizar algunos primeros auxilios básicos para reducirla. Sin embargo, esto no debe incluir la aplicación de compresas heladas a tu bebé.

Compresas de hielo

Las bolsas de hielo o baños de hielo, son un enfoque de la vieja escuela para reducir la temperatura alta. Aplicar hielo a tu bebé hace lo contrario de lo que cabría esperar. Temblar es una respuesta al frío. El cuerpo registra la exposición al frío y trata de entrar en calor. El movimiento de agitación promueve la fricción que, a su vez, produce calor. Temblar trabaja para elevar la temperatura del cuerpo. Por lo tanto, la exposición de un niño a bolsas de hielo puede elevar la temperatura aún más cuando el bebé comienza a temblar.

Opciones de tratamiento

En lugar de bolsas de hielo, baña al niño en agua tibia. Anima a tu hijo a beber líquidos. Un bebé enfermo va a ser exigente y puede resistirse a la idea, pero es crucial para evitar la deshidratación. Viste a tu bebé de forma ligera, las capas de ropa sólo aumentará aún más la temperatura. Si el bebé tiene 3 meses de edad o menos, llama a su pediatra. El acetaminofén sin receta puede ayudar a reducir la fiebre, pero sólo se le debe dar a un recién nacido a petición de un profesional médico.

Consideraciones

Nunca le des a un bebé o niño aspirina. Puede interactuar con un virus y llevar a una condición potencialmente mortal conocida como síndrome de Reye. Frotar un niño con alcohol es otra solución de la vieja escuela para bajar la fiebre. Esto no es recomendable, señala "The Merck Manual of Home Health Handbook". Puede causar irritación de los ojos o la piel. Consulta a un médico si tu bebé no quiere comer o beber, tiene letargo o no se despierta, si el naval o el pene parece inflamado o sensible, o si la fiebre dura más de tres días.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por verónica sánchez fang