Cómo comprar una tabla de bodyboard para niños

Las tablas de bodyboard permiten a surfistas de todas las edades deslizarse sobre las olas acostados boca abajo sobre sus tablas. Estas tablas se ven usualmente en las playas de todas partes, e incluso se alquilan a los turistas. Si vives cerca o vas con frecuencia a la playa o tienes hijos pequeños, tal vez quieras considerar comprar tablas de bodyboard propias. Puedes comprarlas de acuerdo al tamaño de tu hijo, así garantizarás su seguridad mientras hace surf y permitirás un rendimiento máximo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Busca una tabla que atraiga el interés de tu hijo. Estas tablas vienen en una amplia variedad de colores y temas, incluyendo temas deportivos y personajes de caricaturas. Visita una tienda de surf, de artículos deportivos o de novedades en la playa para encontrar tablas de bodyboard.

  2. Coloca la tabla frente a tu hijo. Ubica la parte inferior de la tabla sobre el suelo. La tabla debe estar dentro de un rango de una pulgada más que el área de navegación de tu hijo. Esto le permitirá deslizarse fácilmente sobre las olas. Una tabla demasiado grande puede ser difícil de sostener, mientras que una muy pequeña podría hacer que tu hijo se hunda. Para un adolescente en rápido crecimiento, deja un rango de dos pulgadas.

  3. Busca tablas de tallas, especialmente si tu hijo no está contigo cuando compres la tabla. Una tabla de 38 pulgadas sirve para personas con una estatura de hasta cinco pies y cuatro pulgadas, con un peso entre 65 y 85 libras. Una tabla de bodyboard de 40 pulgadas es recomendable para personas con estaturas entre cinco pies con cinco pulgadas y cinco pies con siete pulgadas, y pesos entre 110 y 130 libras. También hay tablas de tamaño infantil, que funcionan bien para niños debajo de 65 libras.

Consejos y advertencias

  • Nunca dejes a tu hijo sin supervisión mientras usa una tabla de bodyboard.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por pau epel