La composición de ácidos grasos del aceite de coco

El aceite de coco se compone de una mezcla de grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. El aceite contiene cerca de 12 gramos de grasa saturada por cucharada. Esto representa casi el 60 por ciento de tu consumo de grasa saturada recomendada diaria. The American Heart Association afirma que el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas deben ser limitados. La ingesta de grasas saturadas puede elevar los niveles de colesterol, lo que lleva a un mayor riesgo de enfermedades del corazón. A pesar de que es alto en grasas saturadas, el aceite de coco también contiene grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas saludables para el corazón que son importantes para la función cerebral, el crecimiento general y el desarrollo.

Nutrición del aceite de coco

Basado en los datos recogidos por United States Department of Agriculture, 1 cucharada. del aceite de coco proporciona 117 calorías, 13,6 g de grasa, 0 g de carbohidratos y 0 g de proteínas. Aunque el aceite es líquido a temperatura ambiente, ya es alto en grasas saturadas, el aceite de coco nutricionalmente se considera una grasa sólida. Típicamente, los aceites contienen una mayor cantidad de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. El aceite de coco contiene más de 10 veces de grasa saturada que la no saturada. El USDA recomienda mantener la ingesta de calorías procedentes de las grasas sólidas a no más de 130 a 510 calorías por día por razones de género, el consumo total de calorías y el nivel de actividad.

Grasas saturadas

El aceite de coco contiene 11,7 g de grasa saturada. La grasa saturada en el aceite de coco se compone de siete tipos diferentes de ácidos grasos, incluyendo el ácido caproico, caprílico, cáprico, láurico, mirístico, palmítico y esteárico. De los siete tipos de ácido, el ácido láurico es el más predominante. El aceite de coco contiene aproximadamente 6 g de ácido láurico, un tipo de ácido graso de cadena media. El consumo de alimentos ricos en grasas de cadena media pueden causar un aumento en las lipoproteínas de baja densidad o LDL, los niveles de colesterol.

La grasa monoinsaturada

Un cucharadita de aceite de coco contiene 0,789 g de grasa monoinsaturada. Las grasas monoinsaturadas del aceite de coco están hechas de ácido oleico. Un estudio realizado en 2005 por David Tin Win de Assumption University Bangkok, Thailand, informaron que el ácido oleico es la razón principal de los altos beneficios contra el cáncer asociados con la dieta mediterránea. Afirma que los componentes de ácido oleico pueden ayudar a ofrecer una mayor protección contra el cáncer de mama.

Grasas poliinsaturadas

El aceite de coco contiene 0,245 g de grasas poliinsaturadas por cucharada. El ácido linoleico es el único ácido graso que compone el contenido de grasa poliinsaturada de aceite de coco. El ácido linoleico se considera que es un ácido graso esencial. El cuerpo es incapaz de producir ácidos grasos esenciales por lo que es importante obtenerlos de los alimentos para que el cuerpo funcione correctamente. El ácido linoleico es un ácido graso omega 6 y es importante para la función cerebral saludable, la piel y el crecimiento del cabello y la salud ósea.

Más galerías de fotos



Escrito por emily creasy | Traducido por gabriela nungaray