¿Qué comportamientos están relacionados con la pubertad temprana?

La pubertad temprana (llamada pubertad precoz por los profesionales médicos) se produce cuando los niños y niñas desarrollan características sexuales mucho antes de lo normal. En el año 2012, la edad promedio en la que comenzó la pubertad fue de 10 años para las niñas y 11 años para los niños, de acuerdo con expertos en desarrollo infantil en el sitio web Kids Health. Sin embargo, el promedio de edad de entrada a la pubertad ha ido disminuyendo, especialmente para las niñas, según el médico osteópata Joseph Mercola, autor de “The No Grain Diet” ("La dieta sin granos"). Mercola señala que la edad promedio de inicio de la menstruación en el siglo XIX era alrededor de los 15 años de edad, y ahora es alrededor de los 12 años.

Factores de riesgo

A pesar de que la pubertad temprana es mucho más común en las niñas, también puede ocurrir a los niños. Los signos de la pubertad antes de los 8 años de edad (en una niña) o de los 9 años de edad (en un niño), se consideran indicativos de la pubertad temprana, según el equipo de redacción de la Mayo Clinic (Clínica Mayo). Además de por ser mujeres, las niñas están en mayor riesgo de entrar a la pubertad temprana si son afroamericanas, sufren de obesidad o entran en contacto con hormonas sexuales como el estrógeno o la testosterona, a través de cremas o suplementos dietéticos. Algunas enfermedades, como el hipotiroidismo, también pueden causar pubertad temprana. La pubertad es una época de cambios en la biología de los niños y en los comportamientos sociales y psicológicos, y la pubertad temprana puede resultar en conductas que no suelen ser vistas sino hasta la adolescencia.

Chicas

Las niñas que comienzan a menstruar antes que el promedio son más susceptibles a la depresión, según un artículo publicado en junio de 2007 escrito por Jane Mendle, Eric Turkheimer y Robert E. Emery, del departamento de psicología de la Universidad de Virginia. De acuerdo con el artículo, titulado "Detrimental Psychological Outcomes Associated with Early Pubertal Timing in Adolescent Girls" ("Resultados psicológicos perjudiciales asociados con la sincronización de la pubertad temprana en las adolescentes"), estas adolescentes son más propensas a intentar suicidarse, y desarrollan los síntomas de una fuerte depresión. También son más propensas a desarrollar síntomas como dolor abdominal, dolores de cabeza, trastornos del sueño, dolores de estómago, dificultad para respirar, temblores y palpitaciones, manifestando insatisfacción con sus cuerpos y desarrollando trastornos alimenticios. También tienden a tener problemas en la escuela, tanto con su comportamiento como con su rendimiento académico, a desarrollar desórdenes de consumo de sustancias y a tener experiencias sexuales tempranas.

Chicos

La pubertad temprana es menos común en los niños que en las niñas, según los profesionales del sito web Kids Health, y es más probable que esté asociada con una enfermedad subyacente. La pubertad temprana en los niños, sin embargo, puede ser hereditaria (aproximadamente un 5% de los varones hereda la condición). Los niños que experimentan la pubertad temprana pueden volverse más agresivos o desarrollar un apetito sexual inapropiado para su edad. A pesar de que los signos de la pubertad precoz son menos evidentes en los niños que en las niñas, ellos también pueden ser objeto de burlas por parte de sus compañeros y desarrollar problemas de autoestima o de imagen.

Comportamiento adolescente

Los niños que pasan por la pubertad temprana pueden mostrar muchos de los comportamientos más comunes en los adolescentes, según los expertos del sitio web Kids Healt. Por ejemplo, pueden estar de mal humor e irritables. Los adolescentes desarrollan cambios en el reloj interno del cuerpo, o ritmo circadiano (también conocido como ritmo biológico), que los hace tender a quedarse despiertos hasta altas horas de la noche y a querer dormir hasta muy tarde por la mañana. Estos cambios están influenciados por la pubertad. Aunque no existe una investigación específica en seres humanos, un estudio publicado en la edición de junio de 2011 de Hormones and Behavior (Hormonas y Comportamiento) encontró que el reloj biológico de las ratas respondió a los cambios hormonales durante el temprano inicio de la pubertad.

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por josé antonio palafox