Comportamiento típico adolescente

Todos los adolescentes son individuos, producidos en circunstancias especiales y alimentados por ambientes familiares únicos. Como resultado, no hay nada sobre el comportamiento típico de los adolescentes. Todos los adolescentes van a reaccionar a determinadas situaciones de manera diferente, según su temperamento y educación. Pero la mayoría de los adolescentes tienden a mostrar ciertos marcadores biológicos y de desarrollo durante estos años cruciales. Puedes utilizar estos marcadores como guías, pero la mayoría de los adolescentes necesitan ser tratados sin el uso de generalizaciones amplias.

Cambio biológico

Los adolescentes pasan por la pubertad, una época en que sus hormonas están en proceso de cambio y su desarrollo sexual de repente sufre sobretensiones, según la Fundación Dana. Debido a estos cambios hormonales, los adolescentes pueden experimentar cambios de humor abruptos. Algunos adolescentes pueden llegar a ser irritables o agresivos. Pueden experimentar sentimientos repentinos de euforia y pueden tener alteraciones en el juicio. También están pasando por los últimos brotes de crecimiento físico, lo que puede hacer que se cansen en exceso. Dormir hasta tarde los fines de semana y estar de mal humor son comportamientos adolescentes.

Presión social

Los adolescentes viven en su propio microcosmos social complejo del que los adultos pueden tener poco conocimiento. A esta edad, los adolescentes tienen una estructura social en la que están tratando de encajar y sin embargo quieren lograr distinción, según la Fundación Dana. La presión de grupo puede producir un enorme estrés en la adolescencia, ya sea con resultados positivos o negativos. Los adolescentes toman decisiones aparentemente inexplicables en este momento en su intento de ocupar un lugar en la tribu.

Presión para diferenciarse

A cierta edad (a veces a los 2 años) los niños comienzan a desarrollar su sentido de sí mismos. En el momento en que son adolescentes están en la búsqueda de diferenciarse lo más posible de sus padres u otros adultos en sus vidas. Se trata de un impulso natural en la mayoría de los adolescentes, para proclamar: "Yo no quiero ser como mis padres" y luego se disponen a demostrar que no lo son. Este proceso de diferenciación a menudo resulta en rebeldía y una actitud de arrogancia generacional.

Idealismo

Ya que los adolescentes son jóvenes e ingenuos, a menudo desarrollan puntos de vista idealistas de la vida. Los adolescentes tienen menos experiencia y no saben que nada es perfecto en este mundo. A menudo no son conscientes de todo lo que puede y va a salir mal en un plan. Como resultado, los adolescentes pueden sentirse frustrados con los adultos y su aparente mala gestión del mundo. Los adolescentes también pueden ejercer malas planificaciones y un conocimiento limitado de las consecuencias de sus actos.

Sentido de derecho

En el período post-moderno, los adolescentes han comenzado a mostrar un sentido de derecho, según el Grupo de Educación de Aspen, que sus padres no pueden entender. Los adolescentes nacidos en la década de 1990, por ejemplo, nacieron en un mundo de computadoras personales, televisión por cable, reproductores de discos compactos y otros avances tecnológicos. Muchos padres han regado sus hijos con estos maravillosos juguetes y regalos. Como resultado, los adolescentes de hoy ya se sienten con derecho a todos estos dispositivos y otros privilegios como algo natural y no por el trabajo duro y el sacrificio. Los adolescentes pueden parecer malcriados en comparación con generaciones anteriores.

Sentido de aventura

Los adolescentes suelen mostrar un sentido de la aventura que es un sello distintivo de la juventud. Su idealismo y valentía se combinan a veces con una inquebrantable confianza en sí mismos para formar un individuo que quiere escalar el Monte Everest o navegar alrededor del mundo, lo que pueden cumplir con éxito o fracaso.

Más galerías de fotos



Escrito por j.e. myers | Traducido por andrea galdames