Comportamiento infantil a la llegada de un nuevo bebé

Tu niño puede sobreactuar, tener rabietas extra y apegarse a ti más de lo normal cuando pases tiempo con tu nuevo bebé. Tienes que recordar que eres la persona que el niño quiere. Tu hijo mayor sólo piensa que el nuevo miembro de la familia debería quedar en segundo plano. Darle a tu niño un poco de atención con besos y abrazos cada vez que puedas ayudará durante la transición, sobre todo la primera vez que llegues a casa después del parto.

Regresión

Los niños pequeños pueden experimentar una etapa regresiva cuando ven al recién nacido tratado como un bebé, según el Dr. William Sears, en un artículo de "Parenting". Pueden exigir el mismo tipo de atención, y no ha pasado tanto tiempo desde que eran bebés, por cierto. El hermano mayor puede incluso volver a acciones tales como chuparse el pulgar o usar el lenguaje de bebé al notar el tono de voz suave y los abrazos que ofreces al nuevo integrante de la familia. Proporciona a tu niño con un poco de mimos cariñosos y al mismo tiempo señala las ventajas de ser mayor, entre ellas disfrutar de ciertos alimentos o actividades divertidas que los bebés no pueden hacer. El niño se dará cuenta de que no es tan divertido ser un bebé.

Impaciencia

La frustración y la impaciencia afectan a un niño, especialmente cuando la atención primaria se centra en el recién nacido. Puedes establecer una cierta cantidad de tiempo para ayudar a tu niño a manejar las frustraciones, pero el niño también debe entender las necesidades del bebé. Deja que tu niño sepa que el bebé necesita atención especial primero y luego puedes participar en las actividades o la resolución de problemas cuando esas necesidades, como el cambio de pañales o la alimentación, se hayan completado. Habla en voz alta al bebé cuando tengas que estar con tu niño, sugiere el psicoterapeuta Heather Turgeon en Babble.com. A pesar de que el bebé no entiende, tu hijo te escucha y aprende que cada hermano necesita tiempo. Esto ayuda cuando le dices a tu hijo que necesitas estar con el bebé.

Sentimientos negativos

Mientras aprende a compartir la atención de los padres, el niño todavía puede tener sentimientos negativos hacia el bebé. Cada vez que te des cuenta que eso sucede, deje que tu niño exprese estas tendencias naturales. También puedes dejar que el niño más grande sepa que comprendes estos sentimientos para que se dé cuenta que las emociones son normales. Incluye al niño sobre tu regazo o habla con el bebé y estimula los sentimientos positivos que tu niño expresa para que se sienta parte de la crianza del bebé. Tu hijo se sentirá importante cuando lo involucres en tareas para el recién nacido.

La frustración de los padres

Haz frente a tus propias frustraciones mediante la aceptación de tu situación difícil, señala Turgeon. No puedes manejar dos niños a la vez todo el tiempo. Habrá momentos cuando el bebé tenga que esperar al igual que su hijo tiene que esperar por tiempo especial. Los niños pequeños pueden crecer más rápidamente de lo que imaginas, pero siguen siendo bebés y tienen esas necesidades especiales. Siéntete orgullosa de ti misma por dividir tu tiempo entre cada niño de manera productiva.

Más galerías de fotos



Escrito por jerry shaw | Traducido por natalia pérez