Comportamiento desafiante en adolescentes

Se ha dicho una y otra vez que los adolescentes son, por naturaleza, desafiantes en su comportamiento. Los nuevos padres piensan nerviosamente sobre el día en que sus pequeños lleguen a la etapa de la adolescencia. A menudo, sin embargo, el comportamiento desafiante en los adolescentes es causado por influencias externas, en lugar de la biología. La influencia de los compañeros, las drogas, la depresión, los trastornos sociales y otras presiones pueden afectar el comportamiento adolescente.

Aprendizaje social


El comportamiento desafiante puede ser causado por el intento de encajar con los grupos de pares.

El comportamiento se aprende por imitación de los demás y se fortalece a través de recompensas y castigos, de acuerdo con un estudio realizado por Ronald L Akers y asociados en la Universidad de Iowa. "Además, las personas aprenden en interacción con grupos importantes en sus definiciones de de vida (normas, actitudes, orientaciones) que evalúan la conducta buena o mala". En otras palabras, un adolescente desviado puede estar actuando mal porque su grupo de pares evalúa ese mal comportamiento como "genial" o "normal" y lo recompensa mientras se castiga a un buen comportamiento.

Popularidad


La popularidad puede tener un efecto positivo en el comportamiento.

En un estudio de investigación realizado en la Universidad de Virginia por Joseph P. Allen, la popularidad en la escuela fue sugerida como un factor que influye positivamente en el comportamiento adolescente. Se encontró que los adolescentes considerados "populares" tenían un ego más desarrollado y, por lo tanto, interacciones positivas entre amigos y familiares. También se comprobó que estaban involucrados en menor proporción en el uso de drogas y la delincuencia, y al mismo tiempo evitaban la violencia.

Uso de drogas


Los estudios muestran que el consumo de drogas se correlaciona con la conducta desviada.

Los investigadores Ron D. Hays y Phyllis L. Ellickson dicen que "numerosos estudios empíricos han demostrado una asociación positiva entre el uso más fuerte de drogas y la desviación". Su estudio más reciente encontró que "una mayor implicación con los cigarrillos y marihuana, así como el uso de drogas duras", se correlaciona con la conducta desviada y desafiante.

La depresión adolescente


La depresión puede causar rebeldía, violencia, e imprudencia en tu hijo adolescente.

La depresión no tratada en los adolescentes puede llevar a un comportamiento desviado en forma de violencia, falta de asistencia a la escuela, malas notas, huidas, abuso de sustancias, trastornos de la alimentación, autolesiones, conducta temeraria y suicidio. Los signos y síntomas de la depresión, de acuerdo con HelpGuide, pueden ir desde tristeza y desesperanza, llanto frecuente, pérdida de interés en actividades a la fatiga, sentimientos de inutilidad e inquietud. Si un adolescente está experimentando estos síntomas, especialmente vinculados con el comportamiento desviado, un médico de familia puede ayudar.

Trastorno de oposición desafiante y trastorno de conducta


ODD y CD son causas de desvíos de conductas.

Según Jim Chandler, MD, "ODD (por la sigla en inglés para "trastorno de oposición desafiante") es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por dos conjuntos diferentes de problemas. Estos son la agresividad y una tendencia a incomodar e irritar a otros. "ODD estará presente si un adolescente tiene un patrón de comportamiento negativo, hostil y desafiante que dura por lo menos seis meses". Los comportamientos indicativos a menudo son perder los estribos, discutir con adultos, molestar gente deliberadamente, estar enojado y resentido, o ser rencoroso y vengativo. El trastorno de conducta es otra condición que desencadena la conducta desviada. Este trastorno se caracteriza por la agresión a los seres humanos y los animales, la lucha, la crueldad, el robo, la destrucción de bienes, la ausencia escolar y las amenazas a otros.

Consideraciones

Es posible que tu hijo esté perfectamente sano, pero tenga dificultades relacionadas con la presión de grupo, la pubertad y otras fuerzas. Si la conducta desviada es demasiado difícil de manejar para ti o tu hijo, tu médico de familia puede ser capaz de ayudar.

Más galerías de fotos



Escrito por candice hughes | Traducido por natalia pérez