Comportamiento anormal en los recién nacidos

A menudo es difícil para los padres novatos juzgar con precisión si el comportamiento de su bebé recién nacido cae dentro del rango de lo normal. Incluso el comportamiento, los sonidos y movimientos perfectamente normales pueden parecer extraños a los padres y madres primerizas nerviosas. El comportamiento anormal en un recién nacido puede indicar daño neurológico, enfermedad, enfermedades genéticas o trastornos como parálisis cerebral. Pídele al doctor de tu bebé evaluar cualquier comportamientos en el recién nacido que no parezca normal.

Llanto inusual

Para un nuevo padre, el llanto normal del recién del nacido puede sonar anormal. Los recién nacidos a menudo tienen una lamento fuerte y penetrante que atraviesa a un nuevo padre como un cuchillo. Pero el llanto normal está diseñado para atraer tu atención y lo hace. Por otro lado, un grito estridente y agudo, a veces puede indicar un problema neurológico, tal como aumento de la presión en el cerebro a trastornos como hidrocefalia o infecciones como la meningitis. La ictericia severa también puede causar un grito estridente. Un llanto débil o un grito que suena como un gatito, puede indicar un problema genético llamado síndrome de cri du chat. Normalmente no es difícil hacer llorar a un recién nacido; haz que tu pediatra evalúe a tu bebé si crees que su llanto suena anormal.

Tono muscular bajo

Los recién nacidos tienen normalmente una cierta cantidad de tono muscular. A menos que sean prematuros, sus brazos y piernas no caen simplemente a los lados; el bebé los mantiene cerca del cuerpo. Tanto el bajo tono muscular (flacidez inusual, una succión débil o una mano abierta en vez de un puño) como el tono muscular demasiado apretado pueden indicar problemas en un recién nacido. Los trastornos genéticos como el síndrome de Down, las enfermedades musculares y el daño cerebral pueden causar un bajo tono muscular. La parálisis cerebral a menudo causa aumento del tono muscular o hipertonía. La infección en un recién nacido puede causar mayor flacidez; deja que tu pediatra sepa inmediatamente si notas un cambio en el tono muscular de tu recién nacido, recomienda el Seattle Children's Hospital advises.

Alimentación anormal

Los recién nacidos de embarazo completo nacen con reflejos que permiten respirar, chupar y tragar de forma coordinada. Un bebé que no puede hacer esto no será capaz de obtener la suficiente nutrición para crecer adecuadamente. Un recién nacido normal tiene un reflejo de enraizamiento, por lo que gira la cabeza y la boca hacia todo lo que toque su mejilla. Esto le permite encontrar la mama y aferrarse a ella. Tu bebé recién nacido debe despertar cada dos o tres horas para alimentarse sin ser despertado y debe ser capaz de chupar durante 20 minutos o más sin cansarse. También debe comer sin náuseas o asfixia. Si tu bebé no parece estar comiendo normalmente, infórmaselo a tu pediatra.

Cambios en la respiración

La forma en que tu recién nacido respira a veces puede parecer alarmante. Un recién nacido respira irregularmente a veces. También puede respirar más rápido que los adultos, alrededor de 40 respiraciones por minuto y hasta 60 respiraciones por minuto cuando se queja, según el hospital infantil Lucile Packard. Los recién nacidos también podrían parecer que dejan de respirar por períodos cortos de tiempo, hasta de 10 segundos, que es una condición conocida como apnea. También son comunes en los recién nacidos un gruñido ocasional, chirrido o períodos de respiración ruidosa. Sin embargo, si tu bebé se torna azul durante períodos apneico o le dura más de unos segundos, busca atención médica. La tos frecuente o gruñir con cada respiración, especialmente si va acompañado de aleteo nasal o una succión el pecho o área alrededor de la clavícula, es anormal y necesita evaluación médica inmediata, sugiere el hospital infantil Lucile Packard. El estornudo e hipos, por el contrario, son comunes y generalmente inofensivos.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por paulina illanes amenábar