Comportamiento agresivo de niños en edad escolar

Para muchos niños, la escuela primaria es la primera oportunidad de ser parte de un grupo de pares. Algunas madres se sorprenden al saber que sus hijos actúan agresivamente con sus compañeros de clase, y otras madres también cuando se enteran de que sus niños son el objetivo y receptores de estas agresiones. Reconocer, tomar conocimiento y buscar soluciones a este problema debería ser una de las principales preocupaciones de una madre. Pero, antes de esto, hay que comprenderlo.

Tipo de comportamiento agresivo

Lo que la gente normalmente considera comportamiento agresivo es la violencia física. Sin embargo, la conducta no necesariamente tiene que ser física para ser agresiva. Actos como amenazas verbales, la destrucción de la propiedad ajena y la intrusión del espacio físico de otro compañero, son todas formas de comportamiento agresivo. La chicas jóvenes también pueden comportarse agresivamente. De acuerdo al texto de John Archer, "Male Violence" (Violencia masculina), la niñas emplean formas indirectas de agresión, incluyendo la exclusión social. Los maestros pueden malinterpretar las diferencias culturales e individuales como un comportamiento agresivo, como en el caso de diferente lenguaje corporal, hábitos o manera de hablar, y deben ser cuidadosos al etiquetar un acto como una agresión.

Factores de agresión

Algunos niños actúan agresivamente a cause de sus inestabilidad emocional, la cual tiene causas ambientales naturales. Sin embargo, es posible que la agresión que su hijo ha sufrido o exhibido se origine en problemas personales inmediatos. Algunos niños actúan agresivamente por el sentimiento de poder y control, indicando que tal vez no tienen tal control en casa. Otros niños pueden hacerlo porque tienen malos modelos, como hermanos o, incluso, padres agresivos. Y otros niños pueden actuar de esta manera como una forma de llamar la atención, porque algunas veces la atención negativa es mejor que ninguna atención.

Obteniendo las razones de tu niño

Tanto si tu niño es el agresor o la víctima, investiga los detalles de las circunstancias hablando con alguien involucrado antes de llegar a una conclusión. Los niños que sufren bullying suelen temer discutir con los padres los eventos ocurridos en el patio de la escuela y, en este nivel de escuela elemental, la falta de articulación puede afectar el entendimiento y las circunstancias que rodean al problema. Muchos niños que actúan así, pueden guardar las emociones para sí mismos, haciendo difícil para los padres identificar el problema. Para descubrir la información, tú debes saber confortar a tu niño y dejarlo sabe que lo escucharás sin juzgarlo. Empieza la conversación haciendo preguntas y no demostrando ningún enfado o miedo, sólo interés. Cuando no puedas obtener ningún detalle, habla con la gente de la escuela.

Lidiando con la escuela elemental

Si tu niño está involucrado en una conducta agresiva, especialmente si es la víctima, contacta con la escuela. Informa a los administradores sobre lo que te preocupa. Averigua quién es posiblemente quien está en control de la clase o en patio de juegos cuando ocurre la agresión y explica tu preocupación. Muchas escuelas primarias tienen programas anti-bullying y están muy bien preparadas para manejar este comportamiento agresivo. Ambos, padres y escuela deberían estar igual de interesados sobre la continuación del comportamiento agresivo porque estas conductas en la niñez están relacionadas con el crimen en la edad adulta. En el libro del autor, experto en educación, Edward Dragan, "Bullying at School", un estudio muestra que el 60 por ciendo de los bullies escolares terminan en una condena criminal antes de la edad de 25 años.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por valeria b. rivas