Componentes de la condición física utilizados en el fútbol

Los jugadores de fútbol participan en ejercicios rigurosos para condicionarse a sí mismos para los juegos. Los jugadores de fútbol profesional deben mantener una condición física extrema para desempeñarse bien con el equipo. Los jugadores de un nivel de fútbol escolar y aficionados también se apoyan en los componentes de la condición física durante un juego típico. Si eres un principiante, pídele a un experto deportivo que te ayude a desarrollar las habilidades de fuerza, velocidad y resistencia necesarias para el fútbol.

Fuerza

En los niveles más altos de este deporte, son comunes los jugadores con un peso de 300 libras. Se requiere de una fuerza extraordinaria bloquear o embestir a los jugadores de este tamaño. El entrenamiento de fútbol aumenta la fuerza a través del entrenamiento con pesas y los ejercicios de acondicionamiento. Por ejemplo, un entrenador puede colocar maniquíes pesados para embestir en el campo de entrenamiento. Los jugadores deben correr hacia los maniquíes y empujarlos tanto como sea posible. Actividades como esta fortalecen la fuerza y la energía.

Velocidad y agilidad

Incluso los jugadores más grandes deben ser veloces. Los jugadores defensivos deben correr lo suficientemente rápido para ir al paso con los jugadores ofensivos, que a menudo corren con el balón para logra una anotación o corren campo abajo para atrapar un pase. Además, los juegos de fútbol requieren que los jugadores realicen carreras complejas, lanzándose entre los compañeros de equipo y los oponentes. Para ello, un jugador de fútbol tiene que ser lo suficientemente rápido para escapar de los opositores y lo suficientemente ágil para evitar colisiones.

Resistencia

Toda la fuerza, velocidad y agilidad en el mundo no importarán mucho si no puedes mantener un alto nivel de rendimiento a través de un juego. Las prácticas rigurosas y los constantes ejercicios de acondicionamiento desarrollan la resistencia en los jugadores de fútbol. Los ejercicios cardiovasculares como el correr y hacer ejercicios de carreras de velocidad, ayudan a los jugadores a desarrollar altos niveles de resistencia.

Habilidades especiales

Dependiendo de las funciones que desempeñen, los futbolistas también deben ser expertos en un aspecto particular del juego. Por ejemplo, el mariscal de campo debe ser capaz de lanzar un balón rápido y preciso bajo presión. Un receptor, por lo general uno de los jugadores más rápidos en el equipo, debe correr rápidamente largas distancias para atrapar los pases. Mientras que corre, un receptor lanza y amaga para superar a los jugadores defensivos que intentan bloquearle el paso. El cumplimiento de estas y otras funciones especializadas requieren el desarrollo de habilidades específicas de acondicionamiento físico.

Más galerías de fotos



Escrito por stan mack | Traducido por ana karen salgado beltrán