Complicaciones en un catéter urinario

A veces es necesario vaciar la vejiga urinaria con un catéter. Este tubo se inserta dentro de la vejiga a través de la uretra, el pequeño y delicado canal a través del cual fluye naturalmente la orina. Algunos catéteres se retiran enseguida de obtener la muestra de orina y otros se dejan colocados por más tiempo. Como con cualquier dispositivo médico, hay posibles complicaciones asociadas, particularmente si el catéter no se retira inmediatamente.

Infección

La presencia de un catéter en la uretra y la vejiga compromete las defensas del cuerpo contra la invasión de gérmenes. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) reportan que las infecciones urinarias asociadas con la presencia de un catéter son las infecciones intrahospitalarias más comunes en Estados Unidos. Como los gérmenes de los hospitales están expuestos a muchos antibióticos, algunos se han vuelto resistentes al tratamiento y las infecciones que producen pueden ser mortales.

Complicaciones en la colocación

Los catéteres urinarios está diseñados específicamente para ser colocados dentro de la vejiga. Vienen en kits que contienen todo lo necesario para la colocación correcta. El personal que lo hace está entrenado en las técnicas correctas, pero aún así podrían producir lesiones al insertarlo. Los catéteres que quedan colocados por algún tiempo tienen un balón en la punta que se infla una vez que está dentro de la vejiga para asegurar el tubo de drenaje. El inflarlo prematuramente expande el balón dentro de la uretra, lo que pude producir desgarro, dolor y sangrado. Algunas inserciones son más dificultosas que otras y usar demasiada fuerza para colocar el tubo podría punzar la uretra. Tanto el inflado prematuro como la punción de la uretra pueden producir cicatrices y obstrucciones que requieren cirugía.

Compliaciones con los catéteres permanentes

El riesgo de una complicación, particularmente una infección, aumenta cuanto más tiempo queda el catéter dentro de la vejiga. En un artículo publicado en septiembre de 2003 en "BMJ Quality & Safety", los investigadores revisaron 11 estudios sobre el efecto de la remoción temprana sobre las tasas de infección y hallaron una reducción promedio del 53%. Los autores notaron que en Estados Unidos se producen cerca de 450.000 infecciones asociadas a catéteres por año. Las personas que están desorientadas a causa de un medicamento o una enfermedad podrían tirar del catéter y extraerlo completamente con el balón todavía inflado. Esto podría lesionar la vejiga o la uretra y requerir corrección quirúrgica. Si los catéteres a largo plazo no se aseguran adecuadamente podrían producir úlceras en la zona de la uretra donde se encuentran.

Prevención de las complicaciones de los catéteres urinarios

Los catéteres deben ser colocados en la vejiga sólo por razones médicas específicas, como lo definen las pautas de CDC publicadas en "Infection Control and Epidemiology". La bolsa de recolección siempre debe estar suspendida por debajo del hueso púbico, incluso al caminar o estar sentado. La limpieza regular de la zona inguinal y trasera disminuye la contaminación del catéter y el riesgo de infección. Fijar el catéter a la pierna con cinta previene las lesiones por tironeo de la uretra.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por paula santa cruz