Complementos para entrenar en zonas altas

El entrenamiento donde hay más altura es un método para mejorar la resistencia en los atletas de alto rendimiento. La exposición del cuerpo a grandes altitudes provoca una aparición de reacciones fisiológicas que permiten que el cuerpo produzca más energía de forma eficiente cuando se enfrenta a niveles más bajos de oxígeno. Junto con un mejor rendimiento, el entrenamiento de alta intensidad da como resultado un aumento de la capacidad respiratoria, la concentración de hemoglobina y masa de células rojas. Con el asesoramiento de un profesional de la salud, los suplementos se pueden añadir de forma segura a una dieta saludable para proporcionar un aumento de la energía y el máximo beneficio fisiológico durante el ejercicio en zonas altas.

Complementación con hierro

La deficiencia de hierro es un problema común entre los atletas a medida que la masa de glóbulos rojos y la demanda de oxígeno aumentan a mayor altitud. Asegúrate de que tu nivel de hierro sea adecuado antes de cambiar a una zona alta, ya que puedes tardar de seis a ocho semanas para acumular reservas de hierro, también conocidas como niveles de ferritina. La ferritina es una proteína en el organismo que se une al hierro y mide la cantidad de hierro que se almacena en el cuerpo. Si la ferritina sérica basal es inferior a 30 ug/l para las mujeres o 40 ug/l para los hombres, come muchos alimentos ricos en hierro y toma un suplemento de hierro según las indicaciones de un profesional de la salud.

Antioxidantes

Hacer ejercicio en altitudes elevadas aumenta el daño de los radicales libres a las células. Los antioxidantes pueden reducir la cantidad de estrés oxidativo en el cuerpo creado por el cambio de altitud. Toma un multivitamínico a diario para asegurar tu nutrición, y complementa con una dosis diaria de 500 mg de vitamina C y 500 UI de vitamina E para reducir la cantidad de daño de los radicales libres a las células. La vitamina C también facilita la absorción del hierro y puede ayudar a prevenir su deficiencia.

Vitaminas del complejo B

Toma un complejo B que contenga ácido fólico, B6 y B12 diariamente. Las vitaminas del complejo B ayudan en el metabolismo de los hidratos de carbono para producir la energía esencial que necesitan los atletas de resistencia. La vitamina B12 y el ácido fólico son particularmente importantes para aumentar la concentración de glóbulos rojos. Una deficiencia de estas vitaminas puede provocar anemia, la cual consecuencias significativas en el rendimiento deportivo.

Aminoácidos de cadena ramificada

La complementación con aminoácidos de cadena ramificada tales como la leucina, la isoleucina y la valina, puede ayudar a construir y prevenir un mayor deterioro de la masa muscular magra a grandes altitudes. Estos aminoácidos no pueden ser fabricados en el cuerpo y deben obtenerse a través de la dieta. De acuerdo con un estudio de 2009 publicado en The Journal of Nutritional Science y Vitaminology, la complementación con aminoácidos de cadena ramificada puede ser eficaz para aumentar la resistencia y la capacidad en el ejercicio. Al igual que con todos los complementos, consulta a tu profesional de la salud antes de añadir estos aminoácidos a tu régimen diario.

Más galerías de fotos



Escrito por wan lu | Traducido por maria del rocio canales