Complejo vitamínico B para alcohólicos en recuperación

El tratamiento eficaz de la desintoxicación de alcohol requiere la suplementación de vitamina B, según escribe Maura Henninger, médica naturópata. Además, los National Institutes of Health informan que la dependencia del alcohol es la mayor causa de la deficiencia de vitamina B en los Estados Unidos. El alcoholismo afecta significativamente tu nivel del complejo B, un grupo de vitaminas solubles en agua que incluye tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, vitamina B-6, vitamina B-12, biotina y ácido pantoténico. Muchos de los procesos vitales de tu cuerpo dependen de estas vitaminas, conocidas colectivamente como complejo B, para funcionar con eficacia.

Desintoxicación de alcohol

EL complejo B es una importante herramienta de manejo de los síntomas de la desintoxicación de alcohol. La niacina (vitamina B-3) puede hacer más fácil la retirada, mientras que la tiamina (vitamina B-1) se utiliza para disminuir la fatiga y para aumentar el funcionamiento eficaz del cerebro y la memoria. El ácido pantoténico (vitamina B-5) ayuda a liberar tu cuerpo del alcohol y ayuda a la función adrenal.

Síndrome de abstinencia

Después del período inicial de desintoxicación difícil, puedes continuar sufriendo algunos de los síntomas de la abstinencia. Muchas personas tienen dificultades para llegar a la recuperación en la lucha del alcohol por un síndrome llamado abstinencia post-aguda ("PAWS"). Esto puede durar hasta un año e incluye problemas comunes como insomnio, irritabilidad y ansiedad. Las vitaminas B ayudan a aliviar la intensidad de PAWS. Por ejemplo, la vitamina B-6 (piridoxina) ayuda en la producción de melatonina y la serotonina, sustancias químicas que ayudan en la mejora del sueño y la disminución de la ansiedad.

La anemia y síntomas neurológicos

Debido a una deficiencia de vitamina B es causada por la dependencia del alcohol, tu cuerpo puede comenzar la recuperación con algunos déficits, incluyendo un nivel de hierro inadecuado y dificultades neurológicas como la mala memoria, depresión y confusión. Las vitaminas B-6, B-1 y ácido fólico (vitamina B-9) son de vital importancia en la capacidad de tu cuerpo para crear y mantener los niveles adecuados de hierro y evitar problemas neurológicos.

Wernicke-Korsakoff

La dependencia del alcohol afecta especialmente a una vitamina B: la tiamina. De acuerdo con los National Institutes of Health, entre 30 por ciento y 80 por ciento de los alcohólicos sufren de deficiencia de tiamina. La tiamina participa activamente en muchos procesos del cerebro, incluyendo la capacidad de recordar y aprender. Una deficiencia grave a menudo vista en el alcoholismo en la última etapa se denomina síndrome de Wernicke-Korsakoff. Esta condición, a menudo referida como "cerebro húmedo", se caracteriza por pérdida de coordinación, confusión, incapacidad para formar memorias, pérdida de memoria y alucinaciones. En algunos casos, el daño cerebral debido a años de abuso de alcohol es permanente. La mayoría de los alcohólicos en recuperación, sin embargo, por lo general pueden revertir los síntomas de déficit de tiamina al tomar suplementos del complejo B.

Las dosis de suplementación

El primer paso en el tratamiento de una deficiencia del complejo B es aumentando la cantidad de alimentos con vitamina B que consumes. Estas vitaminas se encuentran en una amplia variedad de alimentos, incluyendo la carne, las aves de corral, verduras frescas, huevos, pescado, leche, granos de cereales y legumbres. Además, Henninger sugiere la adición de un suplemento de complejo B de alta calidad todos los días. Estos por lo general contienen entre 50 y 100 miligramos de complejo B. Debido a que las vitaminas B son solubles en agua, la toxicidad es rara incluso en altas dosis, con la excepción de la niacina y piridoxina. Las dosis que se encuentran en la mayoría de las vitaminas del complejo B son generalmente seguras, especialmente si son 100 miligramos o menos, pero todavía debes consultar con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Fomento durante la recuperación

El éxito de recuperación debe incluir reuniones de apoyo, participación de la familia y posiblemente terapia y medicamentos recetados. El papel de la dieta y los suplementos de vitamina no debe descartarse, sin embargo. Considera la posibilidad de cambiar tu dieta para incluir alimentos que contengan vitamina B y suplementos del complejo vitamínico B. Se trata de una sencilla herramienta que puede facilitar el proceso de recuperación. A diferencia de los medicamentos que te dan un alivio inmediato, los beneficios de la suplementación con vitaminas del complejo B surgirán gradualmente. Recuerda que tu cuerpo ha sufrido algún daño debido al alcohol y necesita tiempo y constancia para recuperar la salud óptima.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen swanson topness | Traducido por mariana nonino