Cómo comparar clubes deportivos

Antes de decidirte por un club deportivo, primero debes tener una idea de lo que te está atrayendo a un gimnasio. Hay una amplia variedad de instalaciones deportivas para que compares, al final se reduce a lo que te guste personalmente. Algunas personas quieren hacer ejercicio cardiovascular simple o de levantamiento de pesas en un entorno más social. Algunos pueden ser atraídos por las clases especiales, mientras que otros pueden estar más interesados ​​en los servicios de spa, tratamientos, o instalaciones especiales, como paredes de escalada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Elige un club deportivo que esté bien situado. Incluso si tienes que pagar de más en un club que esté más cerca de tu casa o se encuentre de camino al trabajo, la inversión probablemente te convendrá al final, ya que será mucho más probable que uses las instalaciones.

  2. Visita el club aproximadamente a la misma hora del día que piensas ejercitarte y pide un recorrido. No lo hagas con prisa, tómate tu tiempo para darte una idea del ambiente del gimnasio. La forma en que un gimnasio se ve, se siente y suena a las 6 am, puede ser muy diferente que a las 2 pm, ya que un grupo diferente de personas estarán ejercitándose, y también es probable que haya diferentes miembros del personal en servicio.

  3. Busca la señalización que indique cuáles son los horarios del club y pregunta si sus instalaciones (vestidores, sauna, piscina o cancha de baloncesto, por ejemplo) están regularmente cerradas o no están disponibles, incluso si el resto permanece abierto.

  4. Revisa que los vestidores y el piso estén limpios. También las duchas y el área alrededor de los baños por residuos de tierra. Asegúrate que las toallas, casilleros y agua caliente están fácilmente disponibles en el vestidor. Busca botellas de spray de desinfectante y toallas disponibles en el piso del gimnasio, y asegúrate que los pisos se limpien regularmente. También revisa el equipo de pesas: los equipos de gimnasio pueden no estar relucientes, pero nunca deben estar excesivamente sucios, oxidados o parecer débiles. Mientras estás allí, comprueba si hay suficiente equipo disponible para todos los miembros del gimnasio o si la gente hace cola para utilizar ciertos aparatos.

  5. Pregunta de los diferentes planes de membresía para que puedas comparar costos. Según "Consumer Reports", puedes llegar a pagar hasta US$95 mensuales por uno de estos planes, aunque las membresías familiares o grupales y tarifas especiales pueden incrementar esta cifra. Dependiendo de tus necesidades, puede ser mejor obtener una tarifa mensual u otros descuentos si haces un contrato prolongado, como lo harías con una compañía de telefonía celular o proveedor de cable. No te olvides preguntar lo que conlleva la cancelación de tu afiliación; según "Consumer Reports", el 38% de quienes respondieron la encuesta sobre clubes deportivos informó que tienen problemas al tratar de cancelar la membresía en las grandes cadenas de estos clubes.

  6. Pide una lista de clases de fitness grupales y otros programas especiales que ofrece el gimnasio. Pregunta si el precio de estas clases está incluido en la membresía o si tienes que pagar extra.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por daniela fedorov