Comparación de estilos de crianza permisivo y autoritario

Cada familia tiene su propia estrategia para criar niños, y estas estrategias caerán dentro de diferentes categorías. Existen dos categorías, permisiva y autoritaria, que describen técnicas de crianza opuestas. Los padres que aplican uno de estos dos estilos pueden tener curiosidad sobre cómo estos dos estilos se comparan entre sí. Conocer las diferencias entre estos estilos de crianza puede influir en ti para que hagas algunos cambios sobre cómo criar a tus hijos.

Definición de crianza permisiva

La crianza permisiva se basa en el deseo natural de mostrar tu amor por tus hijos. A las madres y padres que emplean esta forma de crianza les cuesta decirles que no a sus hijos, lo que da como resultado un estilo más laxo de crianza. Los niños de padres permisivos deben establecer sus propios límites. Debido a que están acostumbrados a conseguir la mayoría de las cosas que quieren de sus padres, tienden a ser los principales sujetos que toman las decisiones en términos de cómo se los cría.

Definición de crianza autoritaria

Los padres que utilizan el estilo de crianza autoritario establecen límites para sus hijos. Sin embargo, tienden a incorporar a sus hijos en el diseño de los mismos, alentándolos a conversar sobre cómo se sienten y explicándoles por qué las reglas o límites son beneficiosos. El padre autoritario, aunque es firme con sus hijos, es abierto a la conversación, alentando a sus niños a ser activos en el hecho de expresar sus necesidades.

Crianza permisiva: ventajas y desventajas

Comparada con la crianza autoritaria, la crianza permisiva parece ser cálida y confusa. Sin embargo, este encanto superficial tiene un precio. Los padres que utilizan este estilo de crianza tienden a criar niños demandantes que tienen poco respeto por la autoridad adulta. Esto puede hacer que la vida social del niño sea difícil de manejar, ya que probablemente no esté preparado para el rechazo. Aunque la crianza permisiva surge del amor, los padres demasiado permisivos deberán ser aconsejados para que sean más firmes con sus hijos para que no críen niños impulsivos e inmaduros.

Crianza autoritaria: ventajas y desventajas

A diferencia de la crianza permisiva, que es poco exigente y sin respuesta, la crianza autoritaria es demandante y receptiva. Sin embargo, la crianza autoritaria tiene un aspecto en común con la permisiva: le permite a los niños practicar el hecho de tomar decisiones importantes en su vida. Sin embargo, a diferencia de la crianza permisiva, la autoritaria le da a los padres la última palabra, algo que puede proteger a los niños de tomar decisiones malas o peligrosas. Los niños criados bajo un estilo autoritario tienden a ser autónomos y respetuosos de la autoridad. Los padres que actualmente no están utilizando este estilo de crianza quizás quieran considerar adoptar algunas de sus estrategias.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por aldana avale