Comparación entre los ejercicios aeróbicos de alto y bajo impacto

El Dr. Kenneth H. Cooper introdujo en 1968 el concepto de los ejercicios aeróbicos en su libro "Aeróbicos""Aerobics"), y alentó a los estadunidenses a prevenir las enfermedades crónicas por medio del ejercicio regular. La mayoría de los establecimientos de acondicionamiento físico ofrecen una diversidad de clases basadas en ejercicios aérobicos de alto y bajo impacto, incluyendo estilo campo militar, ciclismo y danza basados en los principios aeróbicos. El monto del impacto en las coyunturas, especialmente la espina dorsal, caderas, rodillas y tobillos es una preocupación común, así como el nivel de intensidad de la clase. Conocer las características de los ejercicios aeróbicos de alto y bajo impacto te puede ayudar a decidir cuál se ajusta mejor a tus objetivos de acondicionamiento y a tus capacidades físicas.

Verdades desconocidas del alto impacto


En la actividad aeróbica de alto impacto ambos pies pueden estar separados del suelo al mismo tiempo.

La actividad de alto impacto puede ser cualquier tipo de rutina cardiovascular enérgica en la que ambos pies pueden estar separados del suelo al mismo tiempo. Los aeróbicos de alto impacto tienden a quemar más calorías que los de bajo impacto, pero la probabilidad de sufrir lesiones ya sea durante la sesión o con el tiempo son más altas que con los entrenamientos de bajo impacto. Las actividades aeróbicas de alto impacto se ajustan mejor a los practicantes avanzados y pueden ser desalentadoras para los principiantes. Para prevenir daños por la práctica excesiva de actividades de alto impacto, las puedes alternar con actividades de bajo impacto y tomarte un día o dos para descansar de los ejercicios vigorosos.

Bajo impacto significa menor presión


Un instructor creativo puede introducir variados ejercicios y coreografías en una clase.

Durante la práctica de los aeróbicos de bajo impacto al menos uno de los dos pies está sobre el piso todo el tiempo, lo que reduce la presión sobre el sistema músculo-esquelético. El menor impacto hace a esta actividad incluyente para principiantes en el acondicionamiento físico y personas con limitaciones físicas y lesiones. Bajo impacto no significa que el ejercicio es menos efectivo. Mientras que los aeróbicos de bajo impacto tienden a quemar menos calorías que los de alto impacto, en una sesión de 30 minutos se pueden con todo quemar 165 para una persona con un peso de 125 libras, de acuerdo a Publicaciones de Salud de Harvard (Harvard health Publications). Muchos movimientos de los bailes aeróbicos de bajo impacto representan también un desafío. Un instructor creativo puede coreografiar una rutina con ejercicios de estiramiento de la parte inferior del cuerpo al ritmo de la música, seguidos por una rutina de salsa.

Beneficios aeróbicos para los huesos


Al igual que los músculos, los huesos responden al ejercicio volviéndose más fuertes.

Al igual que los músculos, los huesos son tejido vivo que responde al ejercicio volviéndose más fuertes. Las actividades aeróbicas de alto y bajo impacto implican sostenimiento del peso, lo cual ayuda a mantener la densidad de los huesos e incrementa la masa muscular magra. Puesto que la masa ósea alcanza su máximo durante la edad adulta temprana, las mujeres y los hombres mayores de 20 años pueden ayudar a prevenir la pérdida de tejido óseo con tres sesiones de 50 minutos de bajo impacto o tres sesiones de 25 minutos de alto impacto a la semana, lo que les ayuda a mantener fuerte el sistema músculo-esquelético y a mejorar el equilibrio y la coordinación. Las personas con osteoporosis deberían consultar con un doctor antes de iniciar un programa aeróbico.

Algo para todos


Los instructores deben adaptar generalmente las clases para gente de diferentes edades y condiciones físicas.

En muchos ambientes de gimnasios, abuelos en sus 70s se alinean para las clases junto con ex atletas universitarios y entusiastas madres pos-natales, de modo que los ejercicios tienen que ser accesibles para todos los niveles de acondicionamiento físico. Muchos gimnasios ofrecen clases con modificaciones de bajo impacto para principiantes o personas con limitaciones físicas y desafíos de alto impacto para participantes avanzados. La caminata enérgica es una modificación del trote por el suelo durante el estilo campo militar, mientras que un "cha cha cha" entre mambos de lado a lado incrementan la intensidad de una clase de ritmos latinos. Termina todos los ejercicios con una sesión de enfriamiento y un estiramiento total del cuerpo para reducir aún más las probabilidades de sufrir lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por robin marcel gillespie | Traducido por josé alcázar.