¿Cómo se compara trotar en el sitio a trotar al aire libre?

Si no tienes una caminadora y hay mal tiempo, entonces trotar en un lugar puede ser tu única opción si quieres correr ese día. Mientras trotas en un lugar quemas calorías e incrementas tu ritmo cardíaco, pero pierdes algunos beneficios de ir afuera o de trotar en una caminadora.

Conveniencia

Los Centers for Disease Control and Prevention sugieren completar 150 minutos de actividad a la semana para mantener tu peso actual. Si quieres perder peso, es posible que tengas que aumentar el tiempo de ejercicio. Trotar en un lugar puede ser la forma más conveniente para hacer ejercicio, ya que se puede hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Pero si bien puede ser más conveniente, tu estado físico ideal o metas de pérdida de peso se pueden lograr más rápido al trotar fuera.

Calorías quemadas

La quema de calorías de trotar en un lugar es mucho menor que la de trotar fuera. Cuando sales a trotar fuera, eres capaz de cambiar tu terreno, lo que puede aumentar las demandas del cuerpo, como correr cuesta arriba. Una persona de 150 libras (68 kg) quema 272 calorías en 30 minutos de trotar en el lugar, mientras que trotar afuera a un ritmo de ocho minutos por milla quema 425 calorías.

Intensidad

Trotar en el lugar y fuera te permite aumentar la intensidad durante el ejercicio. Cuando trotas en tu lugar, puedes aumentar tus esfuerzos al llevar las rodillas hacia el pecho superior e incluso utilizar pesos para añadir resistencia. Sin embargo, al trotar fuera, puedes aumentar la longitud de la zancada, la velocidad e incluso tu inclinación, lo que te permite colocar una mayor demanda en tu cuerpo que al trotar en un lugar.

Músculos trabajados

Ambas actividades trabajan los músculos principales del cuerpo. Trotar en el lugar y fuera involucran a los cuádriceps, isquiotibiales, glúteos y pantorrillas. Tu abdomen también se trabaja en ambos ejercicios para estabilizar el resto de tu cuerpo durante el movimiento. La parte superior del cuerpo se trabaja a medida que mueves los brazos. Puedes trabajar más músculos del cuerpo superior al trotar fuera, ya que debes usar tus brazos para propulsar el cuerpo hacia delante. Cuando trotas en tu lugar, dependes menos de la parte superior del cuerpo para el ímpetu.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por mariana perez