Cómo utilizar leche para tu piel

Escrito por Faith Lawless
Use Milk for Your Skin

Los ingredientes que se encuentran en la leche ayudan a exfoliar y a suavizar tu piel, dejándola suave y flexible. Ponla en tu rostro, en tu cuerpo o en ambos.

Comienza por colocar una taza de leche orgánica fría en un tazón. Si tienes la piel grasa, utiliza leche descremada; pero para la piel seca o mixta utiliza leche entera. Coloca el tazón de leche en el baño, junto con las bolas de algodón o almohadillas.

Si estás usando maquillaje, quítatelo con un desmaquillador adecuado. Asegúrate de haberte sacado todos los restos de maquillaje de tu piel antes de continuar con el tratamiento de la leche.

Sumerge de 2 a 3 bolas de algodón o almohadillas en la leche orgánica fría y exprime para sacar el exceso. Mantén el algodón húmedo y no goteando así tu ropa no termina empapada con leche.

Aplica la leche en toda tu cara, como una solución tonificadora. No la apliques directamente a tus ojos. Sin embargo, puedes pasar rápidamente las bolas de algodón o almohadillas alrededor del hueso orbital, que es donde normalmente aplicas tu crema de ojos.

Una vez que hayas aplicado la leche en toda tu cara, enjuágate bien con agua tibia. Asegúrate de hacerlo bien para prevenir el crecimiento de bacterias. Luego, puedes secarte y continuar con tu rutina de belleza de lociones, cremas o maquillaje.

Consejo

También puedes ponerte leche en todo el cuerpo añadiendo 2 tazas de leche orgánica caliente al agua del baño. Para tener una mayor experiencia con la leche, puedes comprar diversos artículos para el cuidado de la piel que contengan este ingrediente.

Advertencias

Si eres alérgico a la leche o a los productos lácteos, no te apliques la leche en la cara o en el cuerpo sin antes consultar a un médico.