Cómo usar la reflexología para inducir el trabajo de parto

Escrito por Randi McCreary
La gente suele usar la reflexología para librar el cuerpo del dolor.

La gente suele usar la reflexología para librar el cuerpo del dolor y el estrés mediante la aplicación de presión en puntos significativos en las manos y los pies. Es una medicina alternativa que se basa en la creencia de que las diferentes áreas del cuerpo están alineadas con las terminaciones nerviosas de los pies. Utilizada como un masaje, la reflexología puede proporcionar un alivio muy necesario a la tensión o incomodidad. Incluso se puede utilizar en la inducción del parto.

Aplica una presión firme hacia el centro de los pulgares. Alterna entre el pulgar derecho y el pulgar izquierdo. Mantén la presión durante al menos tres minutos antes de cambiar al otro pulgar. El suministro de esta presión en el pulgar induce las contracciones uterinas. Esto estimula la glándula pituitaria, que libera oxitocina, la hormona que induce el trabajo de parto.

Localiza los puntos de presión en el interior de los tobillos, una pulgada o dos (2,54 o 5,08 cm) por encima del pie. Busca un lugar en el tobillo que sientas más sensible, aplicando presión con los dedos. Continúa aplicando presión hasta que sientas una contracción. Deja de aplicar presión en el tobillo si sientes un principio de contracción. Cuando una contracción haya completado el ciclo, comienza a aplicar presión de nuevo.

Ponte en una posición cómoda. Usa tus dedos para aplicar presión en el espacio entre el dedo gordo y el segundo. Continúa con los puntos de presión en intervalos de 15 minutos hasta que comiencen las contracciones.

Pulsa un punto en el arco de tu pie, delante de tu tobillo. Si el punto al hacer presión es muy sensible, pulsa menos firmemente hasta que sientas alivio. Este punto ayuda a tratar el dolor.

Consejo

Cuenta con la ayuda de un profesional certificado que esté familiarizado con la reflexología.