Cómo usar el limón para tratar el acné

Escrito por Faith Lawless
Las propiedades del limón pueden ayudarte en la batalla contra el acné.

El acné puede ser una molestia y tratarlo puede ser aún peor. Si estás cansado de usar los productos manufacturados, entonces prueba algo natural, como el limón, para ayudarte con tus brotes.

Lava un limón y ponlo en una tabla de cortar. Corta el limón por la mitad con el cuchillo.

Exprime 1 cucharadita de limón en un recipiente y dilúyela con el agua purificada. El agua es para disminuir el ardor, así que puedes diluir el limón usando de 1/2 a 1 cucharadita llena. Ten en cuenta que mientras más diluido esté el limón, será menos efectivo.

Limpia tu piel usando un limpiador suave de rostro. Una vez que esté limpia y seca, frota 2 bolitas de algodón en la solución de limón. Frota las áreas de tu rostro que tienen brotes y que son propensas a tenerlos.

Tapa lo que queda de la solución. Mantén la solución que aplicaste en tu rostro durante toda la noche y lava en la mañana. Si el líquido arde o causa irritación dilúyelo más, y luego vuelve a aplicar.

Después de lavar tu rostro en la mañana con un poco de limpiador, aplica un poco más de la solución antes de ponerte el maquillaje o cualquier otro producto. Si la solución continúa ardiendo o irrita tu piel, déjala sólo por 8 a 10 minutos, y luego enjuaga con agua fría.

Consejo

Pon la solución en el refrigerador para tener una experiencia más refrescante, especialmente en los meses más calurosos. Prepara una cantidad de la solución que dure una semana y ponla en un recipiente pequeño para usarla rápidamente. Deberías ver una gran mejoría en tu piel en aproximadamente 2 semanas. Si tus manchas son rojizas o parecen irritadas en la mañana, salta la solución de limón y usa gotitas para los ojos y un hisopo.

Advertencias

No te pongas la solución cerca de los ojos, cortes ni raspaduras. No mojes el algodón dos veces en la solución. Esto puede esparcir bacterias en la solución y luego irán de vuelta a tu piel.