Cómo usar ácido hialurónico

Escrito por Esperance Barretto
None

El ácido hialurónico se encuentra naturalmente en el cuerpo humano. Es utilizado por éste para lubricar y evitar lesiones a los tejidos de las articulaciones y la piel. El estilo de vida y varios factores ambientales que incluyen contaminación, exposición excesiva a la luz solar y tabaquismo pueden reducir en tu cuerpo el suministro de ácido hialurónico y provocar un conjunto de trastornos relacionados como artritis y envejecimiento prematuro. Dependiendo de los requerimientos, el ácido hialurónico se puede utilizar en una variedad de formas: aplicado por vía tópica, consumido oralmente o inyectado en el cuerpo.

Corrige la piel arrugada, prematuramente envejecida o con cicatrices, mediante rellenos de ácido hialurónico dérmico. Los rellenos como Restylane e Hylaform mejoran la textura de la piel, aumentan el volumen y reducen las líneas finas y las cicatrices. Consulta a tu médico acerca de cómo realizar este sencillo procedimiento no quirúrgico.

Administra inyecciones de ácido hialurónico como Hyalgan para reducir la inflamación y el dolor de la osteoartritis, así como para estimular la producción corporal de ácido hialurónico. La inyección debe ser aplicada en la articulación de la rodilla por tu profesional médico.

Consume 200 mg de suplementos de ácido hialurónico en forma de tableta o cápsula diaria. Estos suplementos tienen propiedades antinflamatorias y antioxidantes, restauran la elasticidad de la piel y aceleran la cicatrización en cortaduras y heridas.

Consejo

Los efectos restauradores del ácido hialurónico dérmico sobre la piel son a corto plazo y tienen una duración de seis meses. Repite el tratamiento de relleno dérmico anualmente para mantener los efectos beneficiosos del ácido hialurónico en la piel. (Ver referencias 4 y 5)

Advertencias

No uses el ácido hialurónico en ninguna forma si estás embarazada o amamantando. (Vea Recursos 2)