Cómo tratar una quemadura en los dedos

Escrito por Wendy Rose Gould

Una quemadura siempre es incómoda y a menudo dolorosa. Esto es especialmente cierto cuando la quemadura es en las manos o los dedos, que son utilizados con frecuencia. Para quemaduras menores, tomar estas medidas pueden aliviar el dolor y promover la cicatrización.

Pasa los dedos quemados por agua fría. Esto evitará la sensación real de ardor y calmará el área afectada. Llena un recipiente con agua fría y apoya la mano en él para ayudar a tu alivio.

Busca cualquier daño en la piel. Una quemadura leve se caracteriza por enrojecimiento de la piel y a veces pequeñas ampollas. Puedes tratarla en tu hogar. Sin embargo, si tienes una quemadura grave (ampollas grandes, la piel quemada, descamación de la piel), busca atención médica inmediatamente.

Aplica una pomada para quemaduras de venta libre sobre el área afectada. Cúbrete las manos/dedos con un vendaje no adherente. Esto minimizará la posibilidad de infección. Cambia tus vendas por lo menos una vez al día.

Toma un analgésico que no requiera receta, tal como ibuprofeno o acetaminofen, para reducir la incomodidad.

Bebe mucha agua. Uno de los efectos secundarios de las quemaduras es la deshidratación, así que asegúrate de mantenerte hidratado.

Consejo

Si tus manos o dedos se inflaman mucho, se adormecen, hormiguean, se vuelven fríos o incluso azules, busca atención médica. La inflamación severa puede causar restricción de la sangre, lo cual es peligrosa.

Advertencias

Evita usar guantes o camisas que restrinjan el flujo de sangre o irriten la piel. No apliques mantequilla o lociones a base de aceite en las quemaduras; esto causará más irritaciones.