Cómo tratar una quemadura con la plancha

Escrito por Norah Faith
Es muy común quemarse mientras planchas.

No es raro quemarse mientras estas planchando. Estas quemaduras son dolorosas y necesitan ser tratadas correctamente para que se curen rápidamente y no se infecten. Con el tratamiento adecuado de quemaduras, el dolor prolongado, picazón y la cicatrización pueden evitarse. A veces, las quemaduras pueden ser tratadas en casa, otras veces es mejor ir a la sala de emergencias.

Hay distintos grados de quemaduras.

Comprueba la gravedad de la quemadura. Los síntomas de una quemadura leve incluyen enrojecimiento, dolor y leve hinchazón. En este caso se quema sólo la capa superior de la piel. Una quemadura de segundo grado es moderadamente grave: se verá manchada y llena de ampollas. Si has sufrido una quemadura que es más grave que una quemadura de segundo grado, acude al médico inmediatamente. Ve al médico de inmediato para cualquier quemadura de más de 2 pulgadas (5 cm) de diámetro.

Deja corre agua fría sobre la quemadura.

Deja correr agua fría sobre una quemadura menor o de segundo grado. También puedes utilizar hielo para enfriar la zona, pero no pongas el hielo directamente sobre la piel. La piel quemada es muy sensible y puede sufrir un congelamiento.

Si se forma una ampolla, no la presiones.

Seca al aire la quemadura y luego aplica una loción a base de agua o crema para quemaduras. La loción o crema mantendrá la piel húmeda, evitando así la picazón. La loción también evitará que la gasa se ​​pegue a la piel y previene muchas infecciones. Asegúrate de que la loción se absorba completamente en la piel. Si la quemadura comienza a ampollarse mantén las ampollas intactas: nunca trates de hacerlas estallar, abrir o drenar, y no apliques demasiada presión sobre ellas.

Utiliza gasa medicinal.

Aplica una gasa estéril o un vendaje estéril sobre la quemadura. Elije una gasa medicinal sobre una gasa regular. La gasa medicinal mantendrá la quemadura hidratada y evitará que la piel se pegue a la gasa. Si todo lo que puedes encontrar es una gasa estándar, asegúrate de que tenga un revestimiento antiadherente.

Cambia tu vendaje dos veces al día.

Utiliza cinta médica para mantener la gasa en su lugar. Envuelve la quemadura sin apretar para que las ampollas no estén bajo presión y puedan sanar bien. Cambia tu vendaje dos veces al día en intervalos regulares.

Consejo

Un interesante dato adicional es hay una planta que puedes cultivar en tu casa que puedes utilizar para tratar las quemaduras. La planta de aloe es una planta de interior muy común que trata a muchas irritaciones de la piel. Si tienes una quemadura, simplemente saca de una de las hojas de una planta de aloe y aplica un poco del gel que se encuentra adentro. Puedes encontrar una de estas plantas en cualquier vivero. Asegúrate de que la víctima de la quemadura no es alérgica al gel de aloe vera, ya que algunas personas lo son.