Cómo tratar una herida superficial

Escrito por Paul Ramone
None

Una herida superficial daña la piel, pero no daña el hueso o los órganos debajo. Si has sufrido una herida de este tipo, emplear el tratamiento adecuado es el paso más importante para lograr una recuperación rápida y eficaz. Al limpiar y proteger la herida rápidamente, se puede asegurar una recuperación adecuada de la piel y del tejido circundante. Emplea el siguiente método de cuatro pasos y con calma supera el trauma.

Atiende la herida de inmediato. Tienes una mayor posibilidad de tratar la herida eficazmente si la lavas inmediatamente con agua corriente. Asegúrate de que el agua esté a temperatura ambiente para evitar daños mayores.

Coloca un producto antiséptico sobre la herida. Lo mejor es aplicar un producto antiséptico que contenga cloruro de benzalconio.

Deja que la herida se seque al aire, luego aplica una crema antibiótica sobre la superficie de ésta.

Coloca un vendaje sobre la herida para mantener la humedad de la piel y para evitar que la herida se lastime más. Quita el vendaje cuando te bañes y luego, vuelve a aplicar la crema antibacterial y a colocar el vendaje. Una herida superficial típica se cura en un plazo de dos semanas.