Cómo tratar un quiste sebáceo

Escrito por Elyse Franko

Si notas una pequeña bola protuberante bajo tu piel, podría ser un quiste sebáceo. Aunque siempre deberías consultar a tu médico por cualquier anomalía en tu piel, no necesariamente debes darle un tratamiento con medicamentos de alta potencia. Si tienes un pequeño quiste sebáceo (menos de 1 cm de diámetro), usualmente puedes tratarlo por ti mismo.

Un quiste sebáceo se sentirá como una bola llena de líquido debajo de la piel. Debes consultar con un médico al respecto, antes del tratamiento. Podría ser un tipo diferente de quiste o una infección, lo cual podría ser más grave.

Si es realmente un quiste sebáceo, llena una almohadilla térmica con agua caliente o sumerge una toalla en agua muy caliente. El método de la almohadilla térmica es preferible, ya que retiene el calor por más tiempo.

Coloca la toalla o paño sobre el quiste durante 15 minutos. Repite dos veces al día.

El calor ayudará a disolver el líquido que está acumulado en el interior del quiste.

Tu quiste debería desaparecer o reducir significativamente en un plazo de diez días.

Consejo

Si el quiste es mayor de 1 cm de diámetro o no se contrae con el método de la almohadilla caliente, deberías consultar a tu médico de nuevo. Es muy probable que te serán recomendados los antibióticos. Si el quiste es lo suficientemente grande, tal vez tengas que extirparlo quirúrgicamente.

Advertencias

No realices ningún tratamiento importante sin consultarlo con un doctor No trates de hacer estallar el quiste, ya que esto puede empeorar la infección Si el quiste se produce en la región genital, asegúrate de consultar a un médico