Cómo tratar rodillas y codos secos

Escrito por Nannette Richford

No es de extrañar que las rodillas y codos se vuelvan secos y ásperos durante el invierno; son dos de las partes más utilizadas por el cuerpo, ayudándote a doblarte, arrodillarte e inclinarte durante el día. Todo este uso causa la acumulación de piel muerta que se engrosa y se seca, causando escamas que tienden a decolorarse rápidamente. Con un poco de tiempo y cuidado, puedes deshacerte de las rodillas y codos secos, y restaurar la piel volviéndola suave y sedosa en pocos días.

Sumérgete en un baño de burbujas tibio y jabonoso por media hora para ablandar los codos y rodillas secas. Frota ligeramente las zonas con un jabón suave y enjuaga con agua limpia. Seca con una toalla suave. Restriega la piel con un cepillo que tenga una piedra pómez, preferentemente una a base de aceite, masajeando bien. Puedes comprar cepillos diseñados para remover piel muerta en el pasillo de cuidados del pie de una tienda local. Enjuaga y seca.

Exprime el jugo de un limón en un bol pequeño o una taza. Humedece bolas de algodón en el jugo y aplícalas en tus rodillas. Frota bien el jugo de limón y masajea la zona por 10 minutos. El jugo de limón aclarará y suavizará la piel decolorada. Enjuaga y seca. Corta otro limón a la mitad y presiónalo en el codo. Mantenlo por 10 minutos. Enjuaga y seca.

Aplica crema humectante para rodillas y codos. Si bien puedes usar tu loción favorita, el bálsamo hará maravillas. La crema para pies suaves Udderly contiene manteca de karité y realiza un buen trabajo suavizando la piel seca. La vaselina también funcionará, pero tiende a ser grasosa y puede manchar la ropa o las sábanas.

Aplica grandes cantidades de crema para pies suaves Udderly antes de acostarte. Masajea bien para que la crema ingrese en la piel. Protege siempre tus codos y rodillas aplicando crema hidratante antes de salir al exterior. Después de nadar, recuerda secar la piel completamente y aplicar la crema.

Consejo

Trata la piel muy seca y áspera masajeándola suavemente con una piedra pómez humedecida. Mantén un cronograma regular de cuidados para prevenir la piel seca y áspera en las rodillas y los codos. Usa un protector labial en los codos cuando estén expuestos al aire frío.

Advertencias

Evita presionar excesivamente la piedra pómez en tus rodillas y codos para prevenir daños en la delicada piel.