Cómo tratar las cutículas que se están pelando

Escrito por Ruth Nix
None

Las cutículas que se pelan pueden estar causadas por piel seca y agrietada por la exposición al clima, por morderte las uñas o por cuestiones ocupacionales, como lavar platos. El resultado puede ser tan pequeño como un padrastro o tan grave como una infección. Sin embargo, existen formas de cuidar y tratar las cutículas problemáticas, así como de evitar que se pelen de nuevo.

Exfolia tus cutículas con la ayuda de un líquido para eliminar cutículas que contenga hidróxido de sodio, hidróxido de potasio y ácidos hidróxidos alfa. Sigue las instrucciones de la botella, usando una bola de algodón o un hisopo para aplicar el producto. Esto de ayudará a ablandar el área de la cutícula y a eliminar la piel seca.

Masajea tus cutículas con aceites de manicura o con un poco de aceite de oliva, de eucalipto o de jojoba después de salir del baño o de la ducha. Masajea suavemente tus cutículas con las yemas de tus dedos.

Moja las puntas de los dedos afectados en agua caliente 3 o 4 veces al día hasta que la cutícula se reponga.

Ve a un doctor o a un dermatólogo si tus síntomas no mejoran. Las infecciones como la paroquinia (a menudo causada por chuparse o morderse las uñas o por hacerte demasiado manicura) puede hacer que la cutícula se separe del resto del dedo y puede requerir el uso de antibióticos orales o tópicos o una medicación anti fúngica. Mientras tanto, mantén tus uñas tan lejos de tu boca, químicos fuertes y agua espumosa como sea posible.

Advertencias

Nunca uses instrumentos de metal para aumentar, reducir o mover tus cutículas. La piel alrededor de las uñas es muy delicada y puede dañarse fácilmente con este tipo de herramientas. Ponte en contacto con tu médico si la inflamación o el enrojecimiento se extiende más allá de tus cutículas o si se forma pus o abscesos.