Cómo tratar la piel roja e irritada

Escrito por Contributing Writer

La piel puede irritarse por muchas razones distintas, que abarcan desde las quemaduras solares hasta las reacciones alérgicas. Algunas personas son más proclives a la irritación por ser más sensibles, como por ejemplo, las que tienen tonos de piel claros. Si tienes la piel roja e irritada, puedes usar varios métodos para aliviarla. Si después de unos días de probarlos no ves ninguna mejoría, visita a un médico. La irritación de tu piel puede deberse a un problema subyacente más serio.

Determina la causa de la irritación. Si sospechas que se trata de una reacción alérgica, deja de usar la loción o el detergente que esté causándola. Si es una quemadura de sol, no te expongas a los rayos solares durante varios días hasta que tu piel haya podido sanar.

Lava la piel con una loción limpiadora suave. Al hacer esto, removerás cualquier agente irritante que pueda haber quedado. Elige un limpiador que esté creado especialmente para pieles sensibles para evitar irritarte más.

Coloca una compresa fría sobre la piel. Empapa una toalla con agua fría o envuelve una bolsa de hielo con la toalla y aplícala sobre la piel. El frío ayudará a aliviar la rojez causada por el calor y bajará la inflamación.

Llena una bañera con agua tibia. Añade dos tazas de avena y sumérgete durante 15 a 20 minutos. La avena contiene propiedades relajantes que calmarán la piel irritada. Asegúrate de que el agua esté templada, no caliente. El agua a altas temperaturas secará e irritará aún más tu piel.

Coloca crema de hidrocortisona sobre la zona irritada. Estas cremas alivian el escozor y la irritación, y también disminuyen la inflamación y la rojez.

Ponte gel de aloe vera sobre el área irritada. Debido a sus propiedades curativas naturales, el aloe vera puede devolverle la calma a las zonas rojas e irritadas. Elige un gel natural que no tenga colorantes ni fragancias.

Bebe mucha agua. Tu piel no estará bien hidratada si no bebes suficiente agua. Trata de consumir al menos 64 onzas al día. Si te deshidratas, tu piel se irritará más.

Frota vitamina E sobre tu piel. Puedes romper una cápsula de vitamina E y exprimirla para ponerte su contenido sobre la piel. Esta vitamina es esencial para la salud de la piel y puede ayudar a que se recupere.

Consejo

Visita a un dermatólogo si tu piel no se clarifica después de unos días. Puede que tengas una infección u otra afección.

Advertencias

Evita las lociones y cremas que contengan perfumes agregados, que pueden irritar aún más tu piel.