Cómo tratar el dolor provocado por el tratamiento de conducto

Escrito por eHow Contributor
Alivia el dolor posterior al tratamiento de conducto.
Dental surgery office image by Friday from Fotolia.com

Los tratamientos de conducto modernos generalmente provocan un dolor muy leve. Sin embargo, es posible que experimentes algo de inflamación y una molestia durante algunas horas o en los días posteriores al tratamiento. Sigue estos consejos para aliviar el dolor posterior al tratamiento de conducto.

Trata el dolor provocado por el tratamiento de conducto con ibuprofeno. La mayoría de los dentistas recomiendan que tomes una dosis alta de ibuprofeno para aliviar el dolor y la inflamación asociados con el procedimiento.

Solicita una receta para una analgésico más potente. Si el dentista desea asegurarse de que no sufrirás del dolor por el tratamiento, puede recetarte analgésicos.

Usa Orajel. Este es un gel de venta libre que puede adormecer temporalmente las zonas doloridas dentro de la boca.

Tan pronto como llegues a casa, ponte una bolsa de hielo sobre la zona tratada. Esto adormecerá el área y reducirá la inflamación.

Ingiere una dieta blanda. Durante los primeros días siguientes al tratamiento de conducto sólo come alimentos blandos. Los que son duros o crocantes pueden irritar la zona y causar dolor.

Contacta a tu dentista si el dolor no cede. El dolor persistente puede ser una señal de infección.

Consejo

Deberías comer con el lado opuesto de la boca durante algunos días después del procedimiento. Esto protegerá la zona.

Advertencias

Evita fumar al menos durante el primer día. Estos puede demorar la curación.