Cómo transferir tinta a la piel

Escrito por Chelsea Hoffman
Prueba tu diseño con tinta temporal antes de hacerte un tatuaje permanente.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Ya sea que te prepares para hacerte un tatuaje permanente o prefieras un poco de arte temporal en tu piel, transferir tina a tu piel no es una tarea difícil de lograr. Te permite determinar cómo se verá el diseño antes de comprometerte con un tatuaje permanente. También te permite cambiar los diseños que colocarás en tu piel para que combinen con tu ropa. Transferir tinta a tu piel requiere algunos materiales simples y menos de media hora de tu tiempo.

Coloca una plantilla de tu elección en el centro de una hoja de papel calca. Cualquier plantilla servirá, de mariposas a flores a diseños tribales y a nudos celtas.

Llena la plantilla con los bolígrafos de colores de tu elección. Asegúrate de presionar con cierta fuerza sin romper el papel y de dibujar varias capas de tinta entre los agujeros de la plantilla para crear el diseño.

Frota desodorante transparente o vaselina sobre el área de la piel donde quieres colocar el diseño en tinta. Asegúrate de aplicar la suficiente sustancia pegajosa en tu piel como para dejarla ligeramente húmeda.

Presiona el lado donde dibujaste del papel contra la piel humedecida. Mantenlo en su sitio y con cuidado, aplánalo con tu mano libre. No dejes que el papel se resbale, de lo contrario, se emborronará la tinta.

Levante el papel calca de la piel, alzándolo con cuidado de una esquina. No toques el área por al menos 10 minutos, mientras sigue húmeda y la tinta transferida se seca.

Consejo

Deja la tinta como un tatuaje temporal o úsala como base para hacerte un tatuaje permanente.