Cómo tomar Metoprolol

Escrito por eHow Contributor
El metropolol es el ingrediente activo de fármacos como el Lopressor y Toprol-XL.
pill image by jonathan from Fotolia.com

Metoprolol es el nombre genérico para los fármacos de prescripción como Lopressor y Toprol-XL. Es un beta bloqueador que bloquea ciertas reacciones químicas en tu cuerpo como la efedrina en el corazón y los vasos sanguíneos. También se lo utilliza para tratar la hipertensión y la angina de pecho. En algunos casos, el metoprolol se emplea después de un ataque al corazón agudo para ayudar a mejorar las probabilidades de supervivencia. Sigue los siguientes pasos para tomar el medicamento para reducir la presión sanguínea, la frecuencia cardíaca y la sobrecarga cardíaca.

Toma el metoprolol como lo prescribió tu médico. Es importante que no tomes más de lo prescrito. Lee cualquier información que venga con la prescripción y si tienes dudas pregunta al farmacéutico o a tu doctor.

Traga la píldora de metoprolol entera con un vaso de agua lleno. Es importante mantener un régimen cuando tomas metoprolol y tomar la píldora a una hora establecida todos los días te ayudará a no olvidar hacerlo.

Corta la píldora a la mitad si tu médico te dice que lo hagas, pero no la deshagas ni mastiques. El metoprolol es una tableta de liberación prolongada y romperla o masticarla puede provocar que se libere demasiado medicamento al mismo tiempo.

Combina el metoprolol con una dieta y ejercicio para lograr los mejores resultados. Sigue el régimen de dieta, ejercicio y medicamento al pie de la letra si tienes hipertensión.

Continúa tomando metoprolol, incluso aunque te sientas bien, mientras estás siendo tratado para la hipertensión. Normalmente no hay un signo específico de la presión arterial alta y dejar de tomar el medicamento puede provocar que tu condición empeore.

Consejo

Informa al médico que estás tomando metoprolol si necesitas algún tipo de cirugía. Tal vez necesites dejar el medicamento por un corto tiempo. Dile a tu médico antes de tomar el medicamento si tienes alguna falla cardíaca congestiva, asma, bronquitis, enfisema, diabetes, presión arterial baja, depresión, enfermedad hepática, enfermedad renal, trastorno tiroideo o miastenia gravis. Tal vez no puedas tomar metoprolol o la dosis deba ser modificada. Ten cuidado cuando manejes u operes maquinaria pesada mientras estás bajo prescripción, ya que el medicamento puede disminuir tus reacciones y pensamientos. Efectos colaterales menos peligrosos incluyen vómitos, insomnio, dificultades para llegar al orgasmo, impotencia, deseo sexual disminuido, fatiga, ansiedad y nerviosismo. Estos efectos colaterales no son serios y debes continuar con el medicamento tal como fue recetado. Si los problemas persisten o empeoran, ponte en contacto con tu médico.

Advertencias

No tomes metoprolol si tienes un bloqueo cardíaco, síndrome de seno enfermo, una frecuencia cardiaca baja, feocromocitoma o problemas de circulación. No tomes metoprolol si estás embarazada, podrías embarazarte o estás amamantando. Es conocido por provocar defectos congénitos en los recién nacidos. Los efectos colaterales serios incluyen latidos lentos, latidos desiguales, mareos, desmayos, dificultad para respirar, inflamación en tobillos y pies, náuseas, dolor estomacal, baja temperatura, falta de apetito, orina oscura, heces color arcilla, ictericia, depresión y manos y pies fríos. Deja de tomar el medicamento y busca atención médica sin notas algunos de estos síntomas. El metoprolol puede provocar una reacción adversa cuando se mezcla con otras drogas. Informa a tu médico sobre cualquier otro medicamento que estés tomando.