Cómo tomar Gaviscon

Escrito por Caprice Castano
El gaviscon alivia las agruras ocasionales o la indigestión estomacal.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El gaviscon contiene ácido algínico derivado del alga marrón, y se utiliza para reducir la acidez estomacal, indigestión y los síntomas del reflujo ácido. El producto es un medicamento sin receta que viene en forma líquida y tabletas. Gaviscon puede ser utilizado para el malestar digestivo ocasional o como ayudante de medicamentos regulares para aquellos con problemas crónicos. Siempre consulta a un médico para el uso regular de un medicamento, especialmente si hay otros tratamientos en curso.

Elige el producto que vas a utilizar o sigue las recomendaciones de tu médico, ya sea líquido o en forma de tableta. La dosis y forma dependen de cuál es el producto que elijas.

Toma gaviscon cuando los síntomas estén presentes, o según las instrucciones del médico, si procede. Para uso ocasional, tómalo después de una comida cuando haya indigestión estomacal, ardor de estómago o los síntomas de la presencia de reflujo ácido. Para el uso regular tómalo después de las comidas y/o al acostarse como una medida preventiva.

Mastica de dos a cuatro tabletas seguidas con un vaso de agua. No tome más de 16 tabletas en un período de 24 horas. No tragues las tabletas enteras. Las tabletas forman una espuma a medida que los mastiques y comienzan a interactuar con la saliva, lo que es normal y una indicación de que la medicación está empezando a trabajar.

Toma 15 a 30 ml de líquido de concentración regular de gaviscon, o de 10 a 20 ml de líquido de extra resistencia cuatro veces al día. El líquido debe tomarse después de una comida o antes de acostarse para uso regular. Para uso ocasional toma el líquido después de una comida o cuando se presentan síntomas.

Consejo

Consulta a un médico si los síntomas persisten. Toma el medicamento después de una comida, no antes, ya que la eficacia de la medicación se reduce.

Advertencias

Gaviscon puede interactuar con ciertos medicamentos. Si estás tomando un medicamento de prescripción siempre consulta a un médico antes de usarlo.