Cómo tener un cuerpo de modelo masculino

Escrito por Leah Berkman
Cuerpo de modelo.

Tener un cuerpo de modelo masculino esta dentro del alcance de cualquier hombre. Requiere disciplina, dedicación y apegarse consistentemente a una dieta muy estricta y un régimen saludable --pero lo puedes hacer si estas dispuesto a poner tu tiempo y tu esfuerzo. Una dieta con alto contenido de proteína magra, con cantidades adecuadas de grasa y baja en carbohidratos, sería el punto de partida. Luego, un programa de salud bien estructurado --incorporando entrenamiento con pesas y cardiovascular (cardio)-- tonificara tu físico y te dará ese aspecto definido y delgado que estás buscando.

Planea una dieta

Come una dieta baja en carbohidratos (como pan y pasta) y sin alimentos procesados. Una versión de la dieta paleo (paleolítico) es óptima. Tu dieta debe estar comprendida de carnes magras (res, pollo, algunas partes del puerco y pescado), vegetales (particularmente oscuros y frondosos --espinaca, col rizada, betabel, calabaza, etc.) y grasas (aceite de olivo, mantequilla clarificada). Los huevos tambien son aceptables, pero el consumo de lacteos y fruta debe ser limitado. Los batidos de proteína (que contengan pocos carbohidratos) también podrían usarse.

Si debes "hacer trampa", considera programar una comida (digamos, una cada dos semanas) en donde puedas romper las reglas de la dieta. Apegarse a una dieta estricta puede ser difícil. Esto te ayudara a mantenerte psicológicamente motivado. Tomar abundante agua y mantenerte bien hidratado también ayudará a reducir los antojos de alimentos procesados ​​o altos en carbohidratos.

Asegúrate de comer lo suficiente --por lo menos 1.500 calorías al día. Puede tomar pocas semanas para que te acostumbres a tu nueva dieta. Sin embargo, para el final de la tercera semana, es probable que experimentes un cambio dramático en los antojos: tu gusto por los alimentos va a cambiar, y la tentación de hacer trampa va a disminuir considerablemente.

Consigue un plan de entrenamiento.

Levantamiento de pesas.

Enfatiza el desarrollo muscular con mínima pérdida de grasa en tu plan de entrenamiento . El entrenamiento con pesas es integral. Como regla general, debes trabajar un sistema de 5 x 5 -es decir, cinco series de cinco repeticiones, de cualquier movimiento de pesas. Tu cuerpo debe ser desafiado adecuadamente. Después de acostumbrarte a tu programa de entrenamiento, levanta lo mas pesado que puedas, siempre y cuando sigas manejando las cinco series de cinco repeticiones completas. Esta es la única manera en la que verás un cambio dramático en tu cuerpo.

Realiza levantamientos compuestos, o ejercicios con pesas que requieren la mayor cantidad de músculos. Los siguientes ejercicios compuestos de elevación son ideales: el peso muerto, sentadillas, fuerza en banco y barras. Si no estas seguro de la forma correcta, pregúntale a un entrenador o pide asistencia o consejos a un compañero del gimnasio.

Haz ejercicio cardiovascular para ayudar a prevenir ganar grasa extra. No debes de hacer mas de 30 minutos de cardio en ninguna sesión, y siempre debe ser después del levantamiento de pesas. Trata de mantener un trote lento, o entrenamiento de intervalo (en donde corres por un minuto, caminas dos minutos, y repites sucesivamente). Intenta hacer al menos cinco sesiónes de cardio a la semana.

Consejo

Si sigues tu dieta cuidadosamente y eres dedicado al gimnasio, verás buenos resultado dentro de 6 semanas. Toma fotos (con una cámara digital) cada semana en el espejo sin tu camiseta puesta. Esto te dará un indicador honesto de tu progreso y ayudará a motivarte.

Advertencias

Evita complementar con los llamados "quemadores de grasa" o suplementos termogénicos. Son caros, potencialmente peligrosos y no serán mejor que una buena dieta y un plan de ejercicios. Obtén un consumo calórico adecuado: come lo suficiente, al menos 1.500 calorías al día. Si no comes lo suficiente, tu cuerpo retendrá sus depósitos de grasa y te sentirás miserable y fatigado.