¿Cómo sacar una astilla profunda?

Escrito por Rick Radcliff
Es posible que te quites astillas superficiales con pinzas para depilar, pero las más profundas necesitan intervención profesional.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Una astilla es un pequeño trozo de material desconocido que se ha incrustado en la piel. La mayoría de este tipo de fragmentos son de madera, pero también los hay de metal, de plástico o de vidrio. Las astillas provocan lesiones menores, pero lo más indicado es que las remuevas inmediatamente. Si dejas una en tu piel por mucho tiempo, corres el riesgo de contraer una infección grave. Un fragmento de metal que se ha quedado por mucho tiempo, puede llegar a oxidarse y provocar tétanos. Tambien, si la piel sana completamente, se te dificultará aún más poder sacarlo.

Lávate las manos y la zona de la piel donde se encuentra la astilla. Sécate con cuidado. No querrás presionar demasiado y mandar la astilla accidentalmente más adentro.

Esteriliza la punta de la aguja y las pinzas con alcohol.

Encuentra el hueco por donde la astilla entró y retira con cuidado un poco de piel de encima. Todo lo que debes hacer, es simplemente exponer un poco la punta de la astilla.

Usa pinzas para depilar para ayudarte a sacar la astilla por la punta expuesta y luego examina la piel para asegurarte de que la has retirado entera.

Limpia y seca el área de nuevo.

Aplica una crema con antibiótico a la herida y cúbrela con una bandita de curación (un curita o un band-aid).

Consejo

Por lo general, es más fácil si alguien te ayuda a sacar la astilla de tu piel.

Advertencias

Busca atención médica si no puedes quitarte la astilla o si la herida se infecta.