Cómo saber si el jengibre fresco está en mal estado

Escrito por Zora Hughes
El jengibre es utilizado en la medicina oriental y en la cocina asiática.
Thinkstock/Stockbyte/Getty Images

El jengibre fresco es fragante y picante, haciendo que sea un vegetal ideal con el cual cocinar, tanto para guarniciones como para marinadas. El jengibre es conocido por su habilidad de calmar el tracto intestinal, ayudar a eliminar gas del intestino, así como sus cualidades anti-inflamatorias y su capacidad de mejorar el sistema inmune. Cuando escojas una raíz de jengibre en el mercado, escoge una raíz que sea suave y firme, sin señales de moho. Si ya tienes jengibre en tu hogar, revisa qué tan fresco está antes de utilizarlo siguiendo estos sencillos consejos.

Raíz de jengibre.
grafvision/iStock/Getty Images

Sostén la raíz de jengibre en tu mano. El jengibre debe sentirse pesado, lo que te indicará que tiene jugo en su interior. El jugo es un indicador de su frescura y de que la raíz está saludable. Si el jengibre se siente muy liviano para su tamaño, eso te indicará que se está secando, lo que quiere decir que ya pasó su mejor punto. El jengibre fresco es además firme al tacto. Si sientes algún punto blando, no lo utilices.

Raíz de jengibre.
Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Mira la piel del jengibre. El jengibre fresco tiene una piel suave sin arrugar. El jengibre que sea más viejo se verá arrugado o seco, y tendrá puntos de moho blanco. El jengibre con piel de color marrón claro será fresco, mientras que si tiene una piel más obscura o si la piel tiene alguna descoloración, esto te indicará que el jengibre ya no está tan fresco.

Huele el jengibre.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Huele el jengibre. El jengibre fresco tendrá su olor característico. El jengibre más viejo no será tan fragante. Si el jengibre huele a algo que no sea jengibre, definitivamente no está fresco y debe ser desechado.

Consejo

El jengibre fresco puede ser almacenado en el refrigerador por hasta tres semanas y hasta seis meses en el congelador, envuelto en plástico.

Incluso si un trozo del jengibre tiene moho o está blando, el otro extremo puede estar en buen estado. Si este es el caso, corta la parte estropeada de la raíz y examina el otro extremo antes de consumirlo.

Advertencias

No peles el jengibre hasta que los vayas a utilizar, ya que se seca y pierde humedad con facilidad.