Cómo saber qué tono de piel tienes

Escrito por C.K. Wren
Al saber tu tono de piel puedes elegir sombras que te sienten bien.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Dependiendo de tu raza e historia genética, todos entran en una o dos categorías de tonos: "cálido" o "frío". Es importante determinar el tono de tu piel para escoger los tonos correctos de las bases, los tintes de cabello más favorecedores y los mejores colores para vestir. Aunque hacerlo puede parecer complicado, no necesitas ser un experto de belleza para averiguarlo.

Lava tu cara limpiador suave, no abrasivo y seca con golpecitos. No apliques tóner, crema hidratante o maquillaje todavía. Espera de 10 a 15 minutos.

Elige un espejo grande con una luz natural o no fluorescente para llevar a cabo las pruebas de tu tono de piel.

Sostén un pedazo de papel blanco al lado de tu cara. Un tono "cálido" de piel tendrá matices de oro o amarillo al lado del papel y un tono "frío" se verá rosado o de color rosa con tonos azules.

Sostén cada color de papel al lado de tu cara. Uno de los colores va a reflejar un brillo a tu piel y el otro hará que tu tono de piel se vea pálido o gris. Si la lámina de oro se adapta mejor a tu piel, tienes un tono cálido. Si la plata te favorece más, tienes un tono frío.

Consejo

Si no puedes determinar el color de tu piel, opta por los colores que favorezcan una complexión "fría", tales como azules, verdes y rosas. Los tonos de piel fríos son más comunes que los cálidos.