Cómo reparar grietas en los zapatos de piel

Escrito por James Clark
Reparar grietas en la piel añade vida a tus zapatos costosos.

Con un poco de esfuerzo y paciencia, puedes reparar las grietas de tus zapatos de piel y poder extender la vida de tu calzado. Muchos de los elementos que necesitarás los puedes encontrar en tiendas de zapatos o en tiendas de accesorios ecuestres, donde podrás adquirir productos de limpieza, tratamiento y restauración de objetos de piel. El pulido con aceite de mink y el abrillantar con una crema para zapatos, ayudará a evitar que se formen las grietas.

Limpia la piel alrededor de la grieta con el jabón para cuero, usa la menor cantidad de agua posible.

Deja que el zapato seque por completo. No apliques calor, ya que provocarás que la grieta empeore.

Ayuda al zapato a mantener su forma, introduciendo viejos trapos dentro del zapato mientras trabajas con las grietas.

Trabaja con el aceite de mink en todas las grietas y hendiduras y déjalas secar.

Aplica una capa de crema de zapatos sobre toda la superficie y sobre las grietas, asegurándote de que la crema de zapatos sea del mismo color que la piel.

Lustra el zapato para obtener un buen brillo y haz lo mismo con el otro zapato para que queden iguales.

Advertencias

Trabaja con cera y cremas para zapatos en lugares ventilados, ya que sus vapores son tóxicos.