Cómo reducir la inflamación después de sufrir una fractura de la muñeca

Escrito por Andrew Smith
Una fractura de muñeca necesita atención especial.

Una muñeca rota suele provocar síntomas tales como dolor, moretones e hinchazón alrededor de la zona afectada. Es muy posible que se deba reducir la inflamación para mejorar el proceso de circulación antes de que se te aplique una cubierta de yeso. Una fractura en la muñeca puede tardar meses en sanar, pero al incumplir con los procedimientos apropiados y con los cuidados necesarios, te arriesgas a que el periodo de recuperación sea más largo o peor aún, a que tu muñeca sufra daño adicional.

Usa una férula aire o una cubierta de yeso hasta que la inflamación comience a disminuir. La inmovilización de la muñeca puede ayudar a reducir la inflamación y a prevenir lesiones adicionales.

Eleva la muñeca siempre que sea posible. Tu mano debe estar elevada por encima del corazón cada vez que estés sentado, como por ejemplo al ver televisión. Es bastante recomendable que trates de dormir sentado para que puedas elevar tu muñeca mientras duermes. Coloca una almohada debajo de tu mano mientras te sientas para que puedas elevar la zona lesionada con mayor comodidad.

Aplica hielo a tu muñeca durante media hora tres o cuatro veces al día. Coloca un paño suave y delgado de baño sobre la zona de la lesión y luego acomoda encima una bolsa o paquete de hielo. Recuerda que debes mantener la muñeca elevada mientras aplicas el hielo.

Toma medicamentos antinflamatorios de venta libre. Estos productos están destinados a disminuir la hinchazón, además de que también pueden reducir el dolor. Pregunta a tu médico acerca de la frecuencia con que debes tomar estos medicamentos, especialmente si ya te ha prescrito otros fármacos.

Consejo

Recuerda que debes descansar tu muñeca lesionada mientras esperas a que la inflamación baje. No intentes utilizar tu mano en actividades que parezcan simples, como teclear en tu computadora, escribir o incluso abrir las puertas.

Advertencias

Consulta a tu médico si la hinchazón no disminuye entre los cuatro y los siete días posteriores a la eliminación del yeso.