Cómo reducir la inflamación de manos y pies

Escrito por Contributing Writer

Las manos y los pies se pueden inflamar por un sinfín de razones. Algunas de ellas son el embarazo, la obesidad, la retención de sodio, alergias y varios medicamentos. Otras causas también pueden ser: una nutrición pobre, estar siendo sometido a una terapia hormonal o estar parado por un largo tiempo. Para resolver el problema debes saber cuál es la causa de la inflamación. Si tienes una inflamación crónica, debes ver a tu médico. Mientras tanto, hay varias cosas que puedes hacer para reducir la inflamación, tanto de las manos como de los pies.

Bebe al menos 64 onzas (1,9 litros) de agua por día. Esto te ayudará a evacuar las toxinas de tu sistema y, por lo tanto, reducirá la inflamación de tus extremidades.

No te mantengas parado. Los tobillos inflamados se agravan al estar en esa posición. Siéntate en una silla confortable.

Eleva tus pies y tus manos. Mientras estás sentado, pon tus pies sobre un banco. Los pies deben estar a una altura que sobrepase la de tu corazón. Descansa tus manos sobre almohadas para ponerlas más alto que el resto de tus brazos.

Usa medias y guantes de apoyo. A estos productos especiales a veces se los llama zoquetes, medias o guantes de compresión. Ayudan a la circulación de tus manos y pies, para que ceda la inflamación.

Masajea tus pies y tus manos. Pídele ayuda a uno de tus amigos para esta tarea. El masaje va a incrementar la circulación, tanto en las manos como en los pies. También va a fomentar que el exceso de fluídos circule, alejándose de estas áreas.

Aplica hielo a las manos y los pies. El hielo va a reducir la inflamación en ambos. Coloca el hielo sobre las áreas inflamadas por unos 10 minutos y quítalo por otros 10 minutos. Repite el proceso tres veces.

Haz una dieta bien balanceada y nutritiva. Consume grandes cantidades de fruta y verdura. Si estás sano, tu sistema corporal va a funcionar adecuadamente y eso hará que la inflamación sea menor.

Evita el uso excesivo de sal, de alcohol y de cafeína pues estos productos exacerban la inflamación.

Incorpora ejercicios diarios a tu vida. Se ha demostrado que la ejercitación regular y constante ayuda a reducir la inflamación de manos y pies.

Consejo

Determina la causa de la inflamación de tus manos y pies para poder resolver el problema.

Advertencias

Visita a tu médico si la inflamación persiste.

Si tus pies están inflamados, evita usar zapatos con tacos altos y zapatos ajustados.