Cómo quitar las cicatrices dejadas por el acné

Escrito por María Lorena Peralta
El acné es una inflamación cutánea.

El acné es la inflamación o hinchazón cutánea que produce la formación de barros o granos y/o espinillas negras. La aparición de esta afección no sólo es antiestética, además provoca dolor, infección y posteriores cicatrices si el cuadro no es debidamente tratado. Si padeces de acné, quieres recuperar la salud, la buena apariencia de tu piel y aprender cómo eliminar las cicatrices, sigue las indicaciones que se describen a continuación para poder lograrlo de una forma natural.

Instrucciones

El ácido del jugo de limón ayuda a aclarar la piel y las cicatrices.

Exprime el jugo de uno de los limones y llévalo a la heladera durante 15 minutos para que esté bien frío. Luego, mézclalo con el azúcar hasta formar una crema granulada.

Ponte el granulado en el rostro poniendo más atención a las zonas de las cicatrices.

Humedece tu rostro con agua tibia y ponte un poco de la preparación. Comienza a masajear en forma muy suave con la yema de tus dedos todo el rostro y el cuello. Procura prestar especial atención en las zonas donde tienes las cicatrices.

Quita el resto del granulado antes de lavarte la cara.

Toma un algodón embebido con agua tibia y quítate los restos del granulado del rostro. Después, enjuágate la cara con agua fría y sécate con una toalla limpia.

Repite el procedimiento durante un mes hasta dejar tu rostro limpio.

Exprime el jugo del otro limón, guárdalo en la heladera y a la noche antes de acostarte pásate un poco del líquido con la ayuda de un algodón en las zonas donde tienes las cicatrices para ayudar a aclarar el color y eliminarlas. Lávate la cara a la mañana siguiente con agua fría y jabón neutro. Repite el procedimiento tres veces a la semana durante un mes.

Consejo

Cuando te masajees el rostro con el granulado, hazlo en forma circular para ayudar a eliminar las células muertas y favorecer el rápido regeneramiento de la piel.

Sécate la cara dándote pequeñas palmadas con la toalla para no irritar la piel después de la exfoliación.

No te apliques crema en el rostro durante el tiempo que realices el tratamiento.

Bebe dos litros de agua por día para mantener tu piel adecuadamente hidratada. Si no lo haces, el cuadro de acné podría empeorar.

Advertencias

Después de hacerte la exfoliación en el rostro, procura no exponerte al sol durante tres horas para evitar la irritación de la piel.

Mantén el cabello fuera de tu rostro para que la piel se airee adecuadamente.

Referencias