Cómo: puntos de presión para noquear

Escrito por Neal Litherland
Las clases de artes marciales y defensa personal pueden enseñar a sus alumnos sobre los puntos de presión.

Los puntos de presión son áreas débiles de la anatomía humana, en los que el cuerpo es vulnerable y es posible causar grandes daños con poco esfuerzo. Para noquear rápidamente a alguien, debes encontrar un punto donde puedas interrumpir la presión sanguínea, el oxígeno o las funciones cerebrales. Los artistas marciales y los atletas del combate pueden usar estos puntos de presión, pero al aprender cómo aprovechar estas debilidades anatómicas, siempre se debe continuar con un entrenamiento e instrucción adecuados.

Interrumpe el flujo de oxígeno de tu oponente. Toma el frente de la garganta, agarrando la tráquea con el índice y el pulgar en la base del cuello. Empuja la tráquea con el pulgar contra los otros dedos, dificultando la respiración de tu oponente y evitando que reciba el oxígeno suficiente.

Interrumpe el flujo sanguíneo de tu oponente. Si la presión sanguínea fluctúa, es posible que ocurra un desmayo como mecanismo para solucionar la interrupción. Hazle una llave a tu oponente. Por detrás, pasa tu brazo izquierdo para apretar suavemente la tráquea con el bíceps. Coloca tu mano izquierda dentro de la curva de tu codo derecho y empuja la cabeza hacia abajo con la mano derecha. Esto provocará que las arterias carótidas en el costado del cuello se cierren al ser apretadas por tus brazos. Esta llave es llamada Estrangulación de Infante de Marina. Nunca la uses por más de 10 segundos, pues puede causar lesiones serias.

Interrumpe la función cerebral de tu oponente. Cuando el cerebro recibe demasiadas señales sensoriales o es alterado, se apaga, provocando la inconsciencia. Las sienes son áreas sensibles que pueden provocar mucho dolor y un golpe sólido a la quijada provocará que la cabeza se balancee violentamente, golpeando el cerebro y provocando una conmoción cerebral. Esto provocará mareos y probablemente inconsciencia.

Consejo

Existen muchos tipos de puntos de presión y puntos débiles que puedes atacar. No todos causan inconsciencia, pero para los artistas marciales y practicantes de la defensa personal es bueno conocerlos.

Advertencias

Siempre practica en un ambiente seguro a velocidad y fuerza parciales. Es bueno aprender los puntos de presión, pero son fallas serias en la anatomía que pueden causar mucho dolor e incluso la muerte. Debes practicar aprendiendo los puntos y siguiendo las técnicas, pero no querrás lastimar a tu oponente o bien, ser lastimado por él.