Cómo preparar una loción bronceadora con yodo y aceite para bebé

Escrito por Genae Valecia Hinesman
Los bronceadores de antaño se preparaban con aceite de bebé y yodo.

Antes de que hubiera en el mercado lociones bronceadoras, nuestras madres y abuelas usaban un método muy simple y barato para lograr ese "brillo sano que otorga el sol". Combinaban aceite para bebés con yodo para tostar su pìel. Lamentablemente, poco se sabía acerca del daño que provocan los rayos ultravioletas del sol en esa época. Esta es su técnica, actualizada por motivos de seguridad. Deberás ver los resultados en 2 o 3 días si tu piel es clara, y en sólo 1 ó 2 días si tu tono de piel es más oscuro.

Cómo preparar una loción bronceadora con yodo y aceite para bebé

Abre la botella de plástico y deja a un lado la tapa para apretar. Mide 1/4 de la porción del filtro solar con tu taza medidora. Viértela en la botella.

Enjuaga la taza medidora y sécala bien. Mide 1/2 taza de yodo en la taza medidora. Vierte el yodo en la botella que contiene el filtro solar.

Enjuaga y seca nuevamente la taza. Mide 1/2 taza de aceite para bebé dentro de la taza medidora. Agrega el aceite a la botella que ahora contiene el yodo y el filtro solar.

Vuelve a colocar la tapa en la botella. Agita vigorosamente durante 60 segundos para que los ingredientes se integren.

Aplica sobre tu cuerpo tu nueva loción bronceadora casera con filtro solar como lo harías con cualquier otra marca del mercado. Recuéstate al sol para activar la loción y comenzar el proceso de bronceado.

Consejo

Si tu piel tiende a quemarse rápidamente, puedes agregar más filtro solar, pero no uses más de la cantidad equivalente a cada uno de los otros componentes (1/2 taza). Si debes usar más cantidad, incrementa también el yodo y el aceite para bebé para mantener la efectividad de este producto.

Advertencias

No uses este método si eres alérgica al yodo o a otro ingrediente del bronceador.