Cómo preparar aceite de zanahorias

Escrito por Julie Maria Anderson
El aceite de zanahoria posee muchas propiedades benéficas y curativas.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El aceite de zanahorias posee muchas propiedades benéficas y curativas, particularmente para prevenir el envejecimiento de la piel. El aceite de zanahorias contiene gran cantidad de antioxidantes saludables. Cuando se lo aplica en la piel o como máscara facial, disminuye los daños de la piel, estimula las propiedades inmunes de las células de la piel e incluso previene las quemaduras de sol y reduce el riesgo de cáncer de piel. En lugar de encargarlo por Internet o comprarlo en una tienda de alimentos naturales, puedes hacer tu propio aceite de zanahorias. Es bastante fácil. Podrás experimentar tú mismo los beneficios del aceite de zanahorias.

Corta y ralla de dos a cuatro zanahorias. Rállalas con un rallador de mano o una procesadora de alimentos.

Cubre las zanahorias con aceite de oliva natural en una cacerola u olla de barro.

Cocina las zanahorias en el aceite de oliva hasta que estén tiernas y que el aceite de oliva se haya vuelto naranja.

Vierte la mezcla en un recipiente de almacenamiento, a través de un colador. Ya tienes tu aceite de zanahorias, para utilizarlo como máscara facial o en mezclas de jabón o loción.

Luego de cada uso, conserva el aceite de zanahorias en el refrigerador.

Consejo

El aceite de zanahorias se utiliza para acelerar la curación de cicatrices en la piel.

Si tienes que comprarlo, el aceite de zanahorias resulta caro y difícil de conseguir. Así que prepararlo tú mismo en casa es la mejor opción.