Cómo obtener abdominales duros como roca en 2 semanas

Escrito por Leslie Truex

Un abdomen plano y firme es un signo de salud y vitalidad pero es algo que parece difícil de conseguir. Aun así, puedes conseguir abdominales fuertes y duros en dos semanas, siguiendo con disciplina una combinación de dieta y ejercicio.

Quema la grasa. Es posible tener abdominales firmes que nadie puede ver porque están cubiertos por capas de grasa. Si quieres presumir tu abdomen firme, es necesario que quemes la grasa que lo rodea. Puesto que tienes un período corto, tendrás que hacer ejercicios cardiovasculares durante 40-60 minutos al menos 5 a 6 veces por semana. Para tonificar el abdomen y quemar grasas, elige ejercicios que hagan ambas cosas, como remar.

Ten una dieta saludable. Debes comer lo suficiente para conseguir los nutrientes necesarios para ejercitar y desarrollar músculos, pero no tanto como para no ser capaz de quemar la grasa alrededor del estomago. Elige una dieta balanceada con proteínas y carbohidrátos completos. Elimina los azúcares y los alimentos refinados. Elige bocadillos sanos y postres como frutas y nueces.

Esculpe tus abdominales. Los ejercicios que se enfocan en un área no quemarán grasa, pero crearán músculos duros y esculpidos. Existen cuatros grupos abdominales (rectos, externos oblicuos, internos oblicuos y transversos) y es necesario trabajarlos todos. Algunos de los mejores ejercicios para esta zona incluyen lagartijas (posición frontal y lateral), bicicletas, alzamiento de piernas y cuclillas en "V". Debes hacer estos ejercicios tres veces por semana.

Dale un descanso a tu cuerpo. Puesto que tu meta es conseguir abdominales firmes en dos semanas, puede que pienses que lo mejor es ejercitarte a diario. Pero tu cuerpo necesita tiempo para descansar y recuperarse. Así que dale a tu cuerpo un día de descanso a la semana de actividades cardiovasculares. Las actividades de tonificación deben hacerse cada dos días.

Consejo

Organiza tus ejercicios para que incluyan actividades para otras partes del cuerpo. Unos abdominales firmes no se ven bien cuando lo demás está flácido. Además, no es adecuado que el cuerpo se fortalezca en un área y no en las demás.

Advertencias

No olvides trabajar tu espalda. Tener abdominales fuertes con una espalda débil puede derivar en problemas. Después de trabajar el estomago, enfócate en ejercicios para fortalecer la espada, tales como el "Superman" y extensiones de brazos y piernas opuestos.