Cómo mejorar una tiroides poco activa

Escrito por Katelyn Lynn
Una tiroides poco activa es una condición conocida como hipotiroidismo.
Duncan Smith/Stockbyte/Getty Images

Tener una tiroides poco activa es una condición a la que se la llama hipotiroidismo. Esta es una condición en la que la glándula tiroides no produce suficiente de ciertas hormonas. Aunque las mujeres de más de 50 años tienen más posibilidades de desarrollar hipotiroidismo, le puede suceder a cualquiera, de cualquier edad. La ingesta inapropiada de yodo, la falta de ejercicio, las deficiencias nutricionales, ciertas comidas y la ingestión de mucho fluor puedan afectar el balance y la función de la glándula tiroides.

Cómo mejorar una tiroides poco activa

Come 2 huevos y 1 1/2 tazas de yogur todos los días para asegurarte de ingerir la cantidad de yodo que necesitas (el yodo es un nutriente que el cuerpo necesita para que la tiroides funcione apropiadamente). Agregar pescados de agua salada, ajo y espárragos a tu dieta también mejorará tu ingesta de yodo. (No aumentes el yodo si te han diagnosticado una forma de hippotiroidismo auto-inmune - las enfermedades de Hashimoto y de Grave).

Haz todos los días una caminata de 30 minutos para mejorar la tiroides. El ejercicio es muy importante para el tratamiento de una glándula poco activa.

Diariamente toma un suplemento de alta potencia de vitaminas y minerales que contenga vitaminas A, B2, B3, B6, C, E, tirosina, zinc y selenio, todos elementos necesarios para que la tiroides funcione apropiadamente.

Mantente alejado del fluor. Los estudios muestran que el fluor puede inhibir la función de la glándula tiroides y puede contribuir a tener una glándula poco activa.

Evita la coliflor, el brócoli, los repollitos de bruselas, los nabos, la soja y los manís. Estas comidas ricas en goitrógenos que pueden interferir en la función de la tiroides.

Consejo

Evita estresarte cuando te sea posible ya que ello exacerba los problemas de la tiroides.