Cómo mejorar tu agilidad

Escrito por Corey M. Mackenzie
La agilidad es muy importante en un ser humano.

La agilidad es muy importante, y muchas veces es más importante que la fuerza muscular para las rutinas de baile y deportes como las artes marciales, fútbol y baloncesto. Si quieres sobresalir en la danza o el deporte, el entrenamiento de la agilidad debe ser una parte de tu programa de entrenamiento diario. Puedes mejorar la agilidad de usando diversos ejercicios. Si tienes un presupuesto pequeño, puede que te alegre saber que la mayoría de estos ejercicios no requiere equipos costosos.

Practica el equilibrio. El equilibrio es una de las partes más importantes de la agilidad. Puedes mejorar tu equilibrio usando un simple ejercicio que hacen los artistas marciales: estando de pie, agáchate y levanta la rodilla hasta que el muslo quede paralelo al suelo. Mantén esa posición tanto tiempo como puedas y luego cambia de pierna. Se puede practicar esto con la rodilla flexionada o con toda la pierna en línea recta, paralela al suelo. Te darás cuenta de que tus músculos tiemblan al hacer este ejercicio de equilibrio; este ejercicio fortalecerá tus piernas además de ayudarte a desarrollar un fuerte centro de gravedad.

Juega ping pong, tenis, badminton, fútbol, ​​balonmano o frontón. Estos juegos pueden ayudarte a desarrollar una mejor coordinación, lo que mejorará tu agilidad. De los juegos mencionados, el balonmano y frontón son los que tienen el ritmo más rápido.

Corre por una carrera de obstáculos con tanta frecuencia como sea posible. Puedes crear una carrera de obstáculos en tu propio patio usando artículos domésticos como cuerdas, neumáticos viejos y colchones inflables (para saltar por encima). Tómate el tiempo y cambia la carrera, haciéndolo más difícil con el tiempo.

Estírate y calienta los músculos antes y después de bailar o de cualquier otro ejercicio. El estiramiento adecuado ayudará a mejorar tu agilidad. Los músculos rígidos responden mucho más lentamente que los músculos calientes y estirados. Además, mientras más flexible seas, menos probabilidades tendrás de sufrir una lesión.

Baila con frecuencia. El baile es un gran ejercicio disfrazado de simple diversión. El ballet y el hip-hop son excelentes para mejorar la agilidad, pero cualquier tipo de baile será benéfico. El baile de estilo libre es perfecto, especialmente si se incorporan muchos movimientos diferentes.

Acondiciona tus músculos. Los culturistas pueden decirte que los ejercicios para construir músculos por sí solos no mejoran la agilidad. Para mejorar la agilidad debes acondicionar los músculos para responder rápidamente. Prueba flexiones rápidas, kickboxing y aeróbicos; todas las actividades como éstas ayudan a tonificar y fortalecer los músculos, de manera que mejorarán tu agilidad.

Consejo

Siempre calienta antes de hacer ejercicio. La agilidad depende mucho de la rapidez a la que los músculos respondan a las señales del cerebro. El entrenamiento de la agilidad ayuda a mejorar la velocidad de la respuesta muscular. Algunas acciones pueden llegar a ser casi instantáneas.

Advertencias

Las paradas, comienzos y dobleces repentinos puedes lastimarte si no tienes músculos acondicionados. Siempre habla con tu médico antes de comenzar cualquier programa de entrenamiento físico.