Cómo matar un conejo para comer su carne

Escrito por Jen Philion
Disfruta de una comida a base de carne de conejo en tu casa.

Los conejos son fáciles de criar y son una fuente muy buena de proteínas. Aunque existen algunas recetas que necesitan sí o sí hacerse con carne de conejo, también se puede usar para cualquier plato que lleve pollo. Cuando estás criando a los conejos para carnearlos, estarán listos entre las 8 a las 12 semanas de vida.

Carnear

No le des de comida el día anterior a carnearlo.

Pon el conejo en una caja pequeña, de manera que esté contenido, o mantenlo quieto sobre una mesa. Mátalo con un golpe rápido y seco detrás de su orejas. Para ello, usa el tubo o el trozo de madera.

Córtale la cabeza por detrás de las orejas y usa un cuchillo de carnicero grande o una cuchilla. Tómalo de las patas traseras y dalo vuelta inmediatamente para que así la sangre caiga toda dentro del cubo.

Toma el conejo y ponlo sobre tu superficie de trabajo una vez que la sangre se haya escurrido completamente. Córtale las patas usando la cuchilla.

Desollar y preparar

Pon el conejo de espalda. Usa las tijeras y haz un pequeño agujero en la piel de la parte de adentro de sus patas traseras. A continuación, cuidadosamente ve tirando de la piel desde las piernas hasta la mitad de la barriga.

Pela la piel que quedo colgando de alrededor de las patas de atrás y de la zona inferior del cuerpo del conejo. Sostén la piel que ya se ha salido con una mano y, con la otra, toma el trasero del conejo con firmeza. Con un movimiento fuerte pero constante, tira de la piel que queda hacia las patas delanteras y los hombros para sacársela por completo.

Usa las tijeras para cortar el centro de la barriga del conejo por arriba o por abajo Ten cuidado de no pinchar ningún órgano o de cortar su ano.

Usa tu mano para ir sacando cuidadosamente los órganos o usa el cuchillo afilado, si es necesario, para cortar alguna parte. Ten especial cuidado de no abrir la vesícula, que es ese pequeño saco verde que está cerca del hígado. No deseches los órganos que son útiles, como el corazón, los riñones y el hígado, y deshazte del resto de las tripas.

Lava el conejo con agua corriente fría y luego remoja el cadáver en un baño de agua helada.

Consejo

No dejes el conejo en remojo por más de 15 minutos porque, de lo contrario, comenzará a absorber agua.

Advertencias

Si abres la vesícula, la bilis podría contaminar la carne del conejo.