Cómo identificar una fractura metatarsal por presión

Escrito por Laura Scholz

Una fractura metatarsal por presión es una lesión que ocurre en uno o más de los metatarsales, o huesos del pie. Son en general lesiones por uso excesivo debido al aumento de la intensidad durante el ejercicio, al descanso insuficiente o al uso de calzado inadecuado. Los músculos ya no pueden absorber la presión, lo cual la traslada a los huesos, causando pequeñas fisuras. Este tipo de fracturas pueden ser difíciles de identificar, debido a que ocurren gradualmente, sin una injuria o incidente específico. Son más comunes en corredores, jugadores de basquetball, gimnastas y otros atletas.

Observa tu pie. ¿Está hinchado o morado?. ¿Se ve diferente del pie sano?. Los moretones y la inflamación en la parte de arriba del pie, donde se localizan los huesos metatarsales, son signos de una fractura por presión.

Toca tu pie delicadamente. ¿Esta sensible o dolorido?. ¿Duele en un punto determinado a lo largo del empeine? La sensibilidad, especialmente en un sitio específico del empeine del pie, es otro signo de este tipo de lesión por presión.

Piensa sobre tu actividad reciente. ¿Has aumentado tu entrenamiento o la intensidad de tus rutinas?. ¿Estás usando calzado nuevo o has sentido un incremento gradual del dolor en tu pie? Cualquier cambio en tu rutina, especialmente el entrenamiento con escaladores, puede aportar mayor presión a tus huesos, provocando las fracturas por presión.

Intenta colocar peso sobre tu pie. Este tipo de lesión metatarsal es particularmente sensible a soportar peso. Si te duele al caminar, al correr o al saltar, y el dolor se extiende desde la parte de arriba del pie, probablemente tengas una fractura de este tipo.

Visita a un traumatólogo o especialista en ortopedia. Describe tus síntomas, el comienzo y duración del dolor, así como tu nivel de actividad. Seguramente, él indicará la realización de una radiografía o una tomografía de tu pie para confirmar la presencia de la lesión.

Consejo

Si sientes dolor en tu pie por varios días, visita a tu médico para que te examine.

Advertencias

No sigas caminando o imponiendo presión a tu pie si sospechas que tienes una fractura metatarsal. El ejercicio con peso podría causar mayores daños a tu pie.