Cómo hacer una máscara facial para eliminar los puntos negros

Escrito por Katie Duzan

Los puntos negros son un problema común de la piel, especialmente entre los adolescentes. Están incluidos dentro del tipo de acné conocido como acné vulgaris, y se denominan comedones abiertos. Aparecen como pequeños bultos en la piel, o tapones en poros de gran tamaño. Su color varía del amarillo al negro. Hay muchos remedios naturales para los puntos negros hechos con productos que se encuentran con frecuencia en la cocina. Las máscaras faciales son tratamientos que se dejan en la cara por un período de tiempo, y luego se quitan para obtener resultados.

Separa los huevos. Rompe dos huevos y divídelos, conservando sólo las claras. Bate estas claras por algunos segundos para darles consistencia. Las claras de huevo son ideales como máscaras debido a su tendencia a endurecerse en poco tiempo.

Agrega jugo de limón. Bate las claras de huevo mientras adicionas una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta que quede bien combinado. El jugo de limón contiene alfa-hidroxiácido, el cual es un remedio común de venta libre para los puntos negros. El jugo penetra en los poros, eliminando los aceites, las células muertas y las impurezas que causan los puntos negros. Además, contribuye a cerrar los poros.

Enjuaga tu cara. Hazlo cuidadosamente usando un limpiador suave. Esto elimina cualquier grasitud o suciedad que pudiera evitar que la máscara se adhiera a la piel.

Aplica la máscara. Desparrama la mezcla sobre tu cara, cubriendo la piel por completo. La máscara no será gruesa, por lo tanto asegúrate de que la piel esté cubierta.

Espera a que se seque. Deja la máscara puesta por unos 15 o 20 minutos o hasta que se sienta completamente firme y seca. Será dura al tacto, y no será posible mover la cara. La clara de huevo se endurece en este período de tiempo para otorgar firmeza a la máscara.

Retira la máscara de tu cara. Debería arrastrar los puntos negros con ella. No enjuagues la mezcla con agua solamente, ya que esto no removerá los puntos negros. Arrancarla por trozos es la mejor forma de quitarla.

Finaliza el proceso. Luego de haber removido la máscara, enjuaga tu cara con agua tibia. Después de secarla, aplica una loción humectante. Esto reduce la irritación y estrecha los poros.

Consejo

Párate frente a un lavabo con agua caliente antes de aplicar la mezcla para que el vapor abra los poros.

Advertencias

No uses la máscara sobre la piel si presenta heridas abiertas.